El tenista español David Ferrer, cuarto cabeza de serie en Wimbledon, buscará mañana frente al argentino Juan Martín del Potro, octavo favorito, alcanzar las semifinales del torneo por primera vez en su carrera.

Ferrer, que el lunes se convertirá en número 3 del ránking ATP, estará por segundo año consecutivo en la quinta ronda de Wimbledon, una frontera que sólo han superado otros tres tenistas españoles más de una vez: Rafael Nadal, Feliciano López y Juan Carlos Ferrero.

Las de Wimbledon son las únicas semifinales de Grand Slam para las que el alicantino nunca se ha clasificado. "Es algo que está al alcance, aunque es muy difícil de conseguir. Es una motivación extra, un reto más. Ojalá pueda tener la oportunidad y, si no, será en la siguiente", afirmó.

Por su parte, Del Potro, de 24 años, se clasificó por primera vez para unos cuartos de final de Wimbledon y se convirtió en el primer argentino que lo lograba desde David Nalbandian en 2005.

El argentino ha recuperado sobre el césped del All England Club de Londres la confianza que le faltaba tras ausentarse del circuito por una enfermedad respiratoria que le obligó a perderse Roland Garros, entre otros torneos de la ATP.

Ferrer ya sabe lo que es enfrentarse y ganar al de Tandil en Wimbledon, ya que el año pasado le apeó del torneo en octavos de final por 6-3, 6-2 y 6-3 en 1 hora y 58 minutos. En total, se han visto las caras en ocho ocasiones, de las cuales seis han resultado en victorias para el alicantino.

Pese a haber disputado partidos largos en Wimbledon, Ferrer tocó techo en su carrera esto temporada, en la que ha disputado su primera final de Grand Slam, ante Nadal en Roland Garros hace tres semanas.

Mañana, no obstante, el encuentro estará marcado por las lesiones que arrastran ambos contendientes, el español en su tobillo izquierdo y el argentino en su rodilla izquierda.

Mientras que Ferrer ha jugado sus dos últimos partidos infiltrado, Del Potro salió a la pista en octavos de final con un vendaje que le impedía estirar la rodilla al cien por cien.

Por otra parte, el alicantino ha alcanzado los cuartos de final con más minutos en las piernas y más sets perdidos (cinco) que el argentino, que no ha cedido ningún set durante el torneo.

Las estadísticas no estimulan a Del Potro, medalla de bronce de los JJ.OO. de Londres en el All Engla Club, que advertía de la dificultad de la disputa de mañana. "David está haciendo una temporada fantástica. Más allá de cómo me encuentre, el partido va a ser muy difícil. Es impresionante cómo (Ferrer) ha mejorado en césped, es un rival al que nadie se quiere enfrentar", señaló.

Ambos cabezas de serie saltarán al césped con la moral alta pero sólo uno saldrá de la pista con un pase para la semifinal del tercer Grand Slam de la temporada, donde esperarán el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, o el checo Tomas Berdych, séptimo cabeza de serie.