Un umpire de Grandes Ligas fue recientemente despedido por lo que se presume es la primera instancia en la que se cesa a un árbitro por consumo de drogas, informaron a The Associated Press dos personas al tanto de la situación.

Grandes Ligas anunció el 14 de junio que Brian Runge había dejado de formar parte de la lista de umpires, y que uno de Triple A había sido ascendido. Pero no dio explicaciones. Sólo una vez desde 2000 se había hecho un cambio en plena temporada, y ello se debió a una lesión.

Las dos fuentes indicaron a AP que Runge dio positivo en un control, y que posteriormente llegó a un acuerdo para poder seguir en la lista de umpires. Fue despedido cuando no cumplió con los requisitos.

Las fuentes pidieron no ser identificadas debido a que Grandes Ligas aún no ha publicitado el por qué Runge dejó sus funciones.

La AP no pudo averiguar de manera independiente cuál fue la sustancia involucrada.

Joe West, presidente del gremio que representa a los umpires, declinó formular declaraciones respecto al caso el martes.

La AP no pudo contactar a Runge por medio del gremio u otros umpires.

Al igual que los jugadores, los umpires deben someterse a controles antidopaje sin aviso previo. Bartolo Colón, Carlos Ruiz y Yasmani Grandal purgaron suspensiones esta temporada por sanciones que fueron impuestas el año pasado. Además, 26 jugadores han sido suspendidos este año por infracciones al reglamento antidopaje.

Runge, de 43 años, empezó a trabajar como umpire de Grandes Ligas en 1999. Fue asignado a los playoffs en tres oportunidades y estuvo en el Juego de Estrellas del año pasado.

También estuvo detrás del plato en un par de juegos sin hits el año pasado: el perfecto de Philip Humber con los Medias Blancas y el conseguido de manera mancomunada por seis pitchers de Seattle. Y estuvo en la tercera base en el juego perfecto que Matt Cain lanzó con los Gigantes la pasada campaña.

El abuelo y padre de Runger fueron umpires en las Grandes Ligas. Su abuelo Ed estuvo en tres Serie Mundiales como umpire de la Liga Americana entre 1954-70. Su padre Paul trabajó en la Liga Nacional entre 1973-97 y fue a cuatro Series Mundiales antes de convertirse en el coordinador de umpires de la Liga Nacional.

Chris Conroy fue ascendido de Triple-A el mes pasado para cubrir la plaza de Ronge.