La avioneta en la que viajaba el presidente de la firma italiana de modas Missoni y que se precipitó al mar en las cercanías del archipiélago Los Roques hace más de cinco meses será reflotada, anunció la fiscalas general venezolana el lunes.

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, dijo durante un encuentro con familiares de las víctimas del accidente aéreo del pasado 4 de enero, que luego de la ubicación del avión la semana pasada, las autoridades trabajarán en la "reflotación de la aeronave", en determinar las causas del accidente, y si existen responsabilidades penales derivadas de ese hecho.

"Pueden tener la seguridad y certeza de que desde el Ministerio Público estamos haciendo, con la más absoluta transparencia, esta investigación; con la más absoluta objetividad y con el propósito que se determine qué fue lo que ocurrió y que los restos puedan ser entregados", indicó Ortega Díaz en un comunicado que difundió la Fiscalía.

La fiscal difundió en su cuenta personal de Twitter algunas fotografías de los restos de la avioneta en el fondo del mar.

El embajador de Italia en Caracas, Paolo Serpi, quien también estuvo en el encuentro, indicó que la ubicación de la avioneta se logró gracias a la cooperación binacional, y planteó la importancia de proteger el área donde fue hallada la avioneta, según señala el comunicado de la Fiscalía.

Ortega Díaz anunció el pasado 27 de junio la localización de la avioneta matricula YV2615 al norte de Los Roques, a 76 metros de profundidad.

En la aeronave viajaban Vittorio Missoni, de 58 años, presidente de la firma italiana de modas Missoni, junto con su cónyuge Maurizia Castiglioni, dos amigos italianos, Guido Foresti y Elda Scalvenzi, y dos tripulantes venezolanos, el piloto Hernán Marchán y el copiloto Juan Carlos Ferrer.

La nave desapareció durante un vuelo de unos 150 kilómetros (95 millas) entre la isla y el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía. En febrero dos piezas del equipaje de la aeronave fueron ubicadas en la isla caribeña de Bonaire.

La familia Missoni agradeció en un comunicado a los gobiernos de Venezuela e Italia el apoyo y expresó su confianza de que una investigación determinará las causas del accidente. "La posible recuperación de la aeronave se está evaluando en este momento en Venezuela", señala el comunicado.

El procedimiento de búsqueda de la avioneta fue hecho por un buque oceanográfico estadounidense SeaScout luego de un acuerdo entre los gobiernos de Venezuela e Italia.