La semana de la alta costura de París tomó este domingo el relevo de la moda masculina con el desfile de Atelier Versace, casa que imaginó un otoño-invierno de vestidos con incrustaciones de lentejuelas, piel de visón y encaje.

Una vez que Saint Laurent presentó su colección para el varón, el mundo de la moda cambió de tercio y se dirigió a los salones de la Cámara de Comercio e Industria de la región de París, en las inmediaciones del Arco del Triunfo, para conocer los primeros modelos del trabajo artesanal que otorgan a la ciudad fama internacional.

Los actores estadounidenses Uma Thurman y Zachary Quinto contemplaron en primera fila los diseños de Donatella Versace, entre los que destacaron los vestidos ajustados, los conjuntos de "top" y falda de tubo o los cárdigans de piel.

La "top model" Naomi Campbell abrió y cerró la pasarela, en medio de las ovaciones del público, con un cóctel negro con lentejuelas y un body de encaje con chaqueta de visón, respectivamente.

La piel de cocodrilo configuró un abrigo en color burdeos con solapas expresivas y cinturón que delimitaba la cintura.

Los colores actuaron en solitario y predominaron las prendas en negro, aunque también tuvieron un papel destacado el rubí, el zafiro, el esmeralda, el púrpura y el gris metalizado.

Los pantalones, escasos pero presentes, se ajustaron a la pierna en un mono azul bordado compuesto por paneles de tul, rejilla y cuero tejido a mano o en un modelo de campana con incrustaciones metálicas.

Los cuellos halter, los tirantes asimétricos, los sujetadores de encaje al descubierto o los escotes imprevistos dieron forma a una colección de sombría inspiración.

Versace tejió filamentos de lentejuelas y visón para crear texturas en relieve con destellos.

La firma inauguró así la semana de la alta costura de París que finalizará el jueves. Durante los próximos cuatro días, presentarán sus propuestas para el otoño-invierno los miembros permanentes de este selecto club, entre los que figuran Chanel, Christian Dior, Jean Paul Gaultier, Atelier Gustavolins o Stéphane Rolland.

Compartirán calendario con los miembros corresponsales -las casas que no tienen su sede en Francia-, como Elie Saab, Giorgio Armani Privé o Valentino, y con los miembros invitados, que en esta ocasión serán, entre otros, On aura tout vu, Iris Van Herpen o Julien Fournié.

Fuera de la programación oficial, Christian Lacroix regresa a París, tras haber dejado la casa que lleva su nombre en 2010, con una colección con la que rinde homenaje a la histórica modista Elsa Schiaparelli, fallecida en 1973, y que presentará este lunes.

El diseñador venezolano Óscar Carvallo descubrirá su segunda colección de alta costura en París el próximo martes.

Mercedes Álvarez