Petra Kvitova superó un susto para avanzar el sábado a la cuarta rueda del torneo de Wimbledon.

La checa, que ganó el título en el 2011 pero que después ha caído al octavo lugar en el escalafón del mundo, venció a la rusa Ekaterina Makarova por 6-3, 2-6, 6-3.

El encuentro se había suspendido el viernes cuando Makarova estaba en ventaja de 2-1 en el tercer set, pero al reanudarse Kvitova ganó los dos games siguientes y poco a poco fue imponiendo su mejor tenis.