Venus Williams dijo que el problema de espalda que la obligó a retirarse de Wimbledon no deberá impedir que juegue en el Abierto de Estados Unidos, a dos meses de distancia.

Durante una conferencia telefónica con reporteros, la ganadora de siete torneos Grand Slam dijo el viernes, "definitivamente tengo una expectativa absoluta de estar en el abierto".

De regreso en su casa de Florida, Williams comentó que está siguiendo de cerca el torneo de Wimbledon donde su hermana Serena se enfrentará el sábado en la tercera ronda contra la japonesa Kimiko Date-Krumm.

Venus Williams dijo que está dedicando tiempo al gimnasio y además trabajando en proyectos.

Ella aparece en un documental de la cadena de televisión especializada en deportes ESPN llamado "Venus Vs.", el cual hace una crónica de sus esfuerzos por conseguir un pago igualitario para las mujeres tenistas.