Los cancilleres del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) establecieron hoy la agenda de temas que abordarán mañana en una cumbre los presidentes de la región, con las reformas al sistema como punto principal.

El canciller costarricense, Enrique Castillo, explicó a Efe que los presidentes analizarán una serie de asuntos entre los que se destacan reformas al SICA, la elección del nuevo secretario general y el traspaso de la Presidencia pro témpore de Costa Rica a Panamá para el segundo semestre del año.

Según el diplomático, las reformas al SICA que abordarán los mandatarios van dirigidas principalmente a garantizar una mayor participación de los países en las diversas secretarías y a una mejor fiscalización del trabajo del organismo.

En la Declaración de San José también harán énfasis en la necesidad de fortalecer una estrategia de seguridad regional y el trabajo conjunto en otros ámbitos como la agricultura, el comercio y la prevención de la violencia contra las mujeres.

Castillo confirmó también que en la Cumbre de mañana se hará oficial el ingreso al sistema de la República Dominicana como miembro pleno y se elegirá al nuevo secretario general del SICA que sustituirá al nicaragüense Juan Daniel Alemán.

Existe un consenso para que el nuevo secretario general sea el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, pero habrá que esperar la votación presidencial para que se confirme, dijo a Efe el mismo funcionario salvadoreño.

Por su parte, el canciller de Panamá, Fernando Núñez, comentó a Efe que durante la presidencia pro témpore del segundo semestre del 2013, su país buscará dar continuidad a las reformas del SICA, especialmente para buscar una mayor transparencia y eficiencia.

Además, dijo que promoverá la plena implementación del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), así como una agenda internacional con encuentros de alto nivel con España, Brasil, Rusia y Alemania.

A la cumbre de mañana asistirán todos los mandatarios del SICA, con excepción del nicaragüense, Daniel Ortega, y del primer ministro de Belice, Dean Barrow.