El ministro británico de Economía, George Osborne, anunció hoy recortes de entre un 8 y un 10 % en varios ministerios, como parte de una reducción presupuestaria de 13.500 millones de euros para el periodo fiscal 2015-16.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, el ministro dijo que el Gobierno debe tomar medidas ante los "desafíos externos", como la crisis en la eurozona y el aumento del precio del petróleo, pero aseguró que estas medidas ayudarán a salir de la crisis.

Los recortes afectan a gran parte de los departamentos del Gobierno, con excepción de Educación, Sanidad y Cooperación Internacional, mientras que los servicios secretos británicos recibirán, en cambio, un incremento del presupuesto del 3,4 %.