El congresista demócrata estadounidense Edward Markey se impuso hoy sobre su rival republicano, el hispano Gabriel Gómez, en las elecciones especiales en Massachusetts por el escaño del Senado que dejó vacante el secretario de Estado, John Kerry.

Markey, de 66 años y que lleva 37 ininterrumpidos en la Cámara de Representantes, ganó las elecciones en el estado y ocupará el asiento de Kerry, según las proyecciones de los principales medios de comunicación.

Con un 97 % escrutado, el congresista demócrata reunía un 54,9 % de los votos, frente al 44,7 % de su contrincante republicano.

"¡Gracias, Massachusetts!", escribió Markey en su cuenta de Twitter. "Me siento profundamente honrado por esta oportunidad de servirles en el Senado de EE.UU", agregó.

El congresista ocupará el escaño que Kerry dejó vacante en el Senado al convertirse en secretario de Estado en febrero y lo ocupará durante el resto de su mandato, que expira en enero de 2015.

La elección de un demócrata mantiene intacto el equilibrio de poder en el Senado, donde los demócratas tienen 54 votos y los republicanos 46.

Markey competía contra Gómez, un empresario de 47 años y exmiembro de cuerpo de operaciones especiales de la Marina, los Navy SEALs, que se convirtió en abril en el primer político latino en ganar unas elecciones primarias a nivel estatal en Massachusetts, un estado con mayoría de población blanca y tradicionalmente demócrata.

El empresario, nacido en Los Ángeles en 1965 en el seno de una familia de inmigrantes colombianos, hizo hincapié durante la campaña en su trayectoria militar y empresarial para compensar su falta de experiencia política.

El presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, expresó hoy su agradecimiento a Gómez por haber "luchado duro y traído una perspectiva nueva a la campaña, llena de soluciones verdaderas", y confió en que "siga siendo una voz importante en nuestro partido".

"Gabriel ha sido un candidato sólido y fuerte", subrayó Priebus, que confió en recuperar el escaño en las elecciones legislativas de 2014.

Markey, por su parte, contó con el respaldo constante de la maquinaria demócrata, y con la presencia en sus actos de campaña del presidente de EE.UU., Barack Obama; su mujer Michelle; el vicepresidente, Joe Biden; el expresidente Bill Clinton; y la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren, entre otros.

"Ed (Markey) y yo nos centramos en construir el verdadero motor del crecimiento económico de largo plazo y eso es una creciente y próspera clase media", dijo Obama en un acto de campaña en Boston el pasado 12 de junio.

El apoyo de los grandes nombres del partido a Markey buscaba evitar que se repitiera el escenario de las elecciones especiales en el mismo estado en 2010, cuando el republicano Scott Brown venció a la demócrata Martha Coakley en la carrera para reemplazar al fallecido senador demócrata Ted Kennedy.

La participación en las elecciones estatales rondó el 37 %, la más baja de la historia, según proyecciones de los funcionarios estatales citadas por el diario New York Times.