Richard Matheson, el prolífico escritor de ciencia-ficción y fantasía cuyas obras "I Am Legend" y "The Shrinking Man" fueron adaptadas al cine, falleció. Tenía 87 años.

Un portavoz de la Academia de Películas de Ciencia Ficción, Horror y Fantasía dijo que Matheson murió el domingo en Los Angeles. No se dieron más detalles.

Con una carrera que abarcó más de 60 años, Matheson creó historias que se trasladaron fácilmente de las páginas a las pantallas, grande y pequeña. Varias de sus historias fueron adaptadas al cine, incluyendo "Hell House", "The Shrinking Man", "A Stir of Echoes" y "What Dreams May Come".

La novela de ciencia ficción y vampiros de 1954 "I Am Legend" inspiró tres adaptaciones cinematográficas: "The Last Man on Earth" (1964), protagonizada por Vincent Price; "Omega Man", de 1971; protagonizada por Charlton Heston; y "I Am Legend", por Will Smith.

Matheson escribió además varios episodios del programa "The Twilight Zone", además de ediciones de "The Alfred Hitchcock Hour", "Rod Serling's Night Gallery", "The Martian Chronicles" y "Amazing Stories". Entre sus episodios de "Twilight Zone" estuvo "Nightmare at 20,000 Feet", en la que William Shatner protagonizó a un pasajero en un avión que ve un monstruo en un ala, y "Steel", que inspiró la película del 2011 "Real Steel", con Hugh Jackman.

Matheson influenció a generaciones de escritores y cineastas. Entre ellos está Stephen King, que le dedicó su novela del 2006 "Cell", y Steven Spielberg, cuyo primer largometraje fue la cinta para televisión "Duel", basada en el cuento de homónimo de Matheson.

Matheson iba a recibir el miércoles un galardón de la Academia de Películas de Ciencia Ficción, Horror y Fantasía. La academia dijo que el galardón será presentado póstumamente y la ceremonia estará dedicada en su honor.

"Estamos acongojados por la pérdida de un escritor de enorme talento, ilimitada imaginación e inspiración sinigual", dijo Robert Holguin, presidente de la academia. "Richard fue un genio cuyas ideas ayudaron a dar legitimidad y elogios críticos a la ciencia ficción y la fantasía. Fue además un gran respaldo para la academia, y todo el mundo asociado con los premios Saturn se siente vacío hoy al saber de esta enorme pérdida".

A Matheson le sobreviven su esposa y cuatro hijos.