Bryan Bickell y David Bolland anotaron en un intervalo de 17 segundos al final del tercer periodo y los Blackhawks de Chicago conquistaron la Copa Stanley por segunda ocasión en las últimas cuatro temporadas, al vencer el lunes 3-2 a los Bruins de Boston.

Los goles que significaron la electrizante remontada llegaron cuando restaban 1:16 minutos del tercer periodo. Patrick Kane, de los Blackhawks, se hizo merecedor del Trofeo Conn Smythe, al Jugador Más Valioso de los playoffs de la liga de hockey sobre hielo (NHL).

Jonathan Toews anotó su tercer gol de la postemporada para igualar el marcador a los 4:24 minutos del segundo periodo, en el sexto partido de la final, exactamente dos minutos después de que su compañero Andrew Shaw fue sancionado por juego rudo.

Boston, que necesitaba una victoria para ampliar la serie a un séptimo y decisivo encuentro, tomó la ventaja por 1-0 después del primer periodo, con el segundo gol de Chris Kelly en los playoffs.

Cinco de las últimas nueve finales de la Copa Stanley se han definido en siete partidos. La serie de este año fue muy disputada, pues tres de los primeros cinco encuentros se dirimieron en tiempo de prórroga.

Es la quinta vez que los Blackhawks se coronan en la NHL.