Abby Wambach entró a la historia como la jugadora que más goles ha marcado con su selección tras anotar cuatro dianas en la victoria 5-0 de Estados Unidos sobre Corea del Sur en un amistoso jugado el jueves por la noche.

La delantera de 33 años lleva anotados 160 goles, dos más que su compatriota Lisa Hamm, quien encabezaba esa tabla, que agrupa tanto a hombres como mujeres.

Ningún hombre se le acerca en la tabla. El iraní Ali Daie, el máximo líder entre los hombres, suma apenas 109.

Wambach tiene además un promedio mucho más alto que el de Hamm, ya que logró su cosecha en 207 encuentros, comparado con los 275 de Hamm.

"Es algo increíble, realmente increíble, y en muchos partidos menos", expresó la mediocampista Megan Rapinoe. "Es impresionante ser parte de esto".

"No me preocupa cuál es mi lugar en la historia, las estadísticas", dijo Wambach. "Lo que me interesa, y que todavía no he logrado, es ganar una Copa Mundial".

Agregó que siempre admiró a Hamm y le pareció que su marca era "sorprendente".

"Me siento muy orgullosa de ella", comentó Hamm. "Los cuatro goles (antes las coreanas) reflejaron lo que es ella. Pelea cada balón, es valiente y jamás se da por vencida. Su potencia y su perseverancia son su sello distintivo, lo que tanto temen los rivales".

La capitana de Estados Unidos Christie Rampone dijo que Wambach "se había propuesto fijar la marca en este partido".

"Era evidente. Tres goles en menos de media hora. Una actuación descollante", afirmó.

Wambach fue reemplazada a los 58 minutos y fue despedida con una ovación.