Angelina Jolie dijo el jueves que la guerra civil en Siria se ha convertido en la peor crisis humanitaria en el mundo e instó a los líderes mundiales a que realicen esfuerzos diplomáticos para resolverla.

Jolie habló en el campo de refugiados sirios más grande de Jordania, durante una visita como enviada especial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Exhorto a los líderes mundiales a que por favor pongan de lado sus diferencia, se unan para poner fin a la violencia, y hagan que la diplomacia triunfe", dijo la actriz ante periodistas en un intento por captar la atención en el Día Mundial de los Refugiados de la ONU.

Jolie ha regresado a su labor humanitaria después de anunciar el mes pasado que se sometió a una mastectomía doble tras descubrir que una mutación genética hereditaria la ponía en alto riesgo para el cáncer de mama y de ovarios.

Su visita al campamento de Zaatari es la primera presentación pública con la agencia de refugiados de las Naciones Unidas desde la operación.

La actriz afirmó que a fines de este año, "la mitad de la población de Siria — unos 10 millones de habitantes — estarán desesperadamente necesitados de alimentos, vivienda y ayuda".

"Las vidas de millones de personas están en nuestras manos", destacó Jolie, vestida con pantalón y camisa negros bajo el ardiente sol del desierto, mientras nubes de polvo se arremolinaban por la fuerza del viento. "Deben encontrar un punto en común", agregó.

En una conferencia de prensa bajo una tienda en el campamento de Zaatari, Jolie dijo que los refugiados son "a menudo olvidados y con frecuencia malentendidos".

"Se les considera como una carga, como individuos indefensos, como si fuera gente que desea mudarse al país de otro", destacó la actriz.

"Eso no es lo que son", agregó sombríamente. A diferencia, los refugiados son personas en las que invertir, "que un día reconstruirán sus países, y un mundo más pacífico para todos nosotros".

Jordania alberga más de medio millón de desplazados sirios, de los cuales 185.000 están en Zaatari, que se ha convertido en la cuarta ciudad más poblada de Jordania.

Zaatari, que fue inaugurado en julio, es el segundo campamento de refugiados más grande del mundo, afirmó ACNUR. El más extenso según la agencia es el campamento de Dadaab en Kenia, donde viven 463.000 refugiados somalíes.

Jolie visitó Zaatari junto con Antonio Guterres, el comisionado de ACNUR, y el ministro de relaciones exteriores de Noruega, Espen Barth Eide.