Un proyecto de ley que pretendía reducir el Parque Nacional Marino Las Baulas (PNMB), santuario de la tortuga baula, fue archivado en el Congreso de Costa Rica, lo que generó hoy satisfacción en el sector ambientalista.

Mario Boza, miembro de la organización conservacionista The Leatherback Trust (Fideicomiso Baulas), declaró hoy a Efe que el proyecto fue archivado por el Congreso hace algunos días, lo que supone una "victoria" para el movimiento ecologista local e internacional.

La iniciativa pretendía reducir los límites del Parque Nacional Marino Las Baulas, en la costa de la provincia norteña de Guanacaste (Pacífico), al cambiar su denominación de Parque Nacional a Refugio Mixto de Vida Silvestre.

Según Boza, esa categoría mixta "no protege nada" y pudo haber favorecido la tenencia de tierras de personas privadas y desarrollos inmobiliarios dentro de los límites de lo que hoy es el Parque Nacional.

El activista señaló al expresidente de Costa Rica Óscar Arias (2006-2010) y su entonces ministro de Ambiente, Roberto Dobles, de presentar la iniciativa de ley al Congreso en el año 2009, lo que calificó como "una barbaridad".

Lo más escandaloso "es que es la primera vez que un presidente y un ministro de Ambiente se atreven a mandar un proyecto que elimina un parque nacional", expresó Boza.

El ambientalista recordó que en los alrededores y dentro del Parque Nacional hay "un gran número de especuladores de tierras que las compraron a campesinos a precios ridículos y que las quieren vender a precios de oro".

El PNMB es un santuario de la tortuga marina más grande del mundo, que se encuentra en peligro de extinción y que requiere de playas oscuras y silenciosas para desovar.

Boza explicó que cerca de la mitad del Parque Nacional aún está en manos de propietarios privados que cobran sumas "exageradas" al Gobierno cuando les ha intentado expropiar.

Además, señaló que muchas de esas propiedades están inscritas de manera ilegal y que su organización ambientalista lucha por comprobarlo en instancias judiciales.

Dentro del PNMB se encuentra Playa Grande, la cual es el principal sitio de desove de la tortuga baula en el Pacífico y el cuarto en el mundo, superado por Gabón, Surinam y la Guayana Francesa, todos en el Caribe.

El PNMB abarca otros dos sitios de anidación de baulas: Playa Langosta y Playa Ventanas. En total, se trata de una extensión de 773 hectáreas terrestres y 20.000 hectáreas marinas donde también anidan la tortuga verde, la carey y la negra.

Para Boza, el proyecto de ley era uno más de una lista de iniciativas que, a su juicio, afectan los parques nacionales de Costa Rica, como uno que busca facilitar la generación de energía geotérmica cerca de un volcán y otro que abriría espacio a la pesca en zonas protegidas.

Apuntó que "estamos viendo un resurgir de proyectos que atentan contra los parques nacionales que nos tiene muy preocupados", en Costa Rica, un país cuyo atractivo turístico a nivel global es la preservación del medioambiente y la biodiversidad.