Los talibanes y Estados Unidos anunciaron el martes que mantendrán conversaciones para encontrar una solución política que ponga fin a casi 12 años de guerra en Afganistán, ahora que el movimiento extremista islámico abrió una oficina en Catar.

Funcionarios del gobierno estadounidense dijeron que la creación de una oficina en la capital catarí de Doha fue el primer paso hacia la meta compartida de Estados Unidos y Afganistán de que los talibanes renuncien a sus vínculos con al-Qaida.

Los funcionarios, que hablaron a condición del anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre el tema, dijeron que en unos días representantes de Estados Unidos comenzarán las reuniones formales con los talibanes en el poder.

La decisión revirtió meses de intentos fallidos de iniciar las conversaciones de paz al tiempo que los milicianos talibanes intensificaron una campaña contra centros urbanos e instalaciones gubernamentales.

En Doha, el portavoz talibán Muhamad Naim dijo que el grupo se opone al uso de territorio afgano para amenazar a otros países y que apoya el proceso de negociación, dos demandas clave de Estados Unidos y Afganistán para comenzar las conversaciones. Hizo esta declaración poco después de que el viceministro de Relaciones Exteriores de Catar anunciara que el emir del estado del Golfo había dado su aprobación para la apertura de la oficina.

Naim dijo que los talibanes están dispuestos a utilizar todos los medios legales para poner fin a lo que calificaron de ocupación de Afganistán. Dio las gracias al líder de Catar, el jeque Hamad bin Khalifa Al Thani, por permitirles abrir la oficina.

Funcionarios del gobierno de Obama dijeron que representantes del Talibán y Estados Unidos mantendrán reuniones bilaterales, y se espera que el Consejo Superior de Paz del presidente afgano Hamid Karzai celebre sus propias conversaciones unos días después.

Los funcionarios norteamericanos reconocieron que el proceso será "complejo, largo y complicado" debido al actual nivel de desconfianza entre las partes.

Karzai dijo que pronto enviará a representantes del Consejo Superior de Paz a Catar para celebrar conversaciones de paz con los talibanes.

Durante años los talibanes se han negado a hablar con el gobierno o el Consejo de Paz, creado por Karzai hace tres años, ya que los consideran "títeres" estadounidenses. En su lugar, los representantes talibanes han hablado con funcionarios estadounidenses y de otros países occidentales en Doha y en otros lugares, sobre todo en Europa.

Los anuncios fueron hechos el día en que la coalición de la OTAN encabezada por Estados Unidos entregó la responsabilidad de la seguridad nacional a las fuerzas afganas. A partir de ahora, las fuerzas militares de la OTAN y Estados Unidos asumirán un papel secundario de apoyo. Se espera que en los próximos 18 meses se retiren la mayoría de las tropas extranjeras.

El máximo comandante de Estados Unidos en Afganistán, el general Joseph Dunford Marina, dijo que la única manera de poner fin a la guerra era mediante una solución política.

La transición también se produce en momentos en que la violencia se encuentra en niveles que no se veían desde hace 12 años, alimentando las preocupaciones de algunos afganos de que sus fuerzas aún no están listas.

___

Los periodistas de The Associated Press Julie Pace en Enniskillen, Irlanda del Norte; y Amir Shah, David Rising, Rahim Faiez y Kay Johnson en Kabul contribuyeron para este despacho.