La mejor España está de vuelta.

Los campeones del mundo le agregaron verticalidad a su habitual posesión del balón y bailaron el domingo 2-1 a un Uruguay timorato en la primera fecha del Grupo B de la Copa Confederaciones.

Los goles de Pedro Rodríguez, a los 20 minutos, y Roberto Soldado, a los 32, en realidad no le hicieron justicia al dominio español, que movió la pelota a su antojo y tuvo a su arquero Iker Casillas como espectador de lujo. Luis Suárez descontó de tiro libre a los 88.

El técnico Vicente del Bosque dejó de andarse por las ramas y volvió a usar un nueve puro, Soldado, para devolver a Cesc Fábregas a su posición como segunda punta. Tampoco hubo doble pivote, otra táctica que venía experimentando en meses recientes y que la había restado pegada a los bicampeones europeos.

Pequeños ajustes que necesitaba la maquinaria española para volver a carburar a máxima potencia.

Cesc cumplió su función a cabalidad y dio el pase para el gol de Soldado, mientras que Andrés Iniesta arrancó los mayores vítores de la grada en la Arena Pernambuco con varias genialidades. Pisa, toca, gambetea y remata. El volante del Barcelona lo hace todo, y bien.

Uruguay, al igual que la mayoría de los equipos que enfrentan a la mejor selección del planeta, se encerró atrás desde el silbatazo inicial. El capitán Diego Lugano dijo antes del encuentro que saberse inferior a los españoles potenciaría a los celestes.

Parece que sus compañeros no entendieron el mensaje.

Suárez y Edinson Cavani, los letales delanteros de Uruguay, no pasaban la media cancha ni por equivocación como los hombres más adelantados de un Uruguay metido en su propia área. Una estrategia necesaria y peligrosa: España calibraba y buscaba resquebrajos en la defensa charrúa que finalmente encontró.

España avisó a los cinco minutos con una jugada por la banda izquierda que terminó en un centro para Soldado, que entraba solo por el medio, pero el ariete del Valencia se resbaló antes de poder empujar la pelota. Poco después, Cesc remeció un poste con un disparo desde la medialuna, y a los 16, Iniesta finalizó una buena pared con Cesc con un remate que atajó Fernando Muslera.

Un cuarto de hora, tres remates a gol de España, y Uruguay todavía no veía la pelota.

El primer tanto finalmente llegó gracias a un mal rechace de Cavani, que metido en su área rechazó directo a Pedro. El atacante del Barcelona le pegó con potencia desde el borde del área, el esférico se desvió en la pierna de Lugano y se metió al arco celeste.

El monólogo español continuó y fue hasta la media hora, con un tiro libre de Suárez que peinó Cavani sin mucho peligro, que Casillas tuvo que hacer algún esfuerzo.

Un minuto después llegó el 2-0 con una gran jugada de Cesc. El mediocampista del Barsa llegó con la pelota controlada hasta el borde del área, amagó con rematar y dio un pase a Soldado, que estaba justo en línea con el último hombre de Uruguay, recibió y fusiló a Muslera.

El guardameta uruguayo evitó el tercero a los 38, al atajar un tiro de Gerard Piqué a quemarropa tras tiro de esquina.

España sacó el pie del acelerador en el complemento, cuando Uruguay recurrió más a la pierna dura para tratar de frenar a la Roja. De todas formas, Soldado estuvo cerca del tercero a los 50, cuando de nuevo se resbaló al intentar empujar un centro de Pedro, e Iniesta remató desviado a los 56 tras una jugada magistral en la que buró a Walter Gargano.

El tiro libre de Suárez cerca del final maquilló el marcador. El artillero de Liverpool metió un balazo con comba por encima de la barrera que entró por por el ángulo derecho de Casillas.

España queda como líder del Grupo B con tres puntos y enfrenta a Tahití en su próximo partido. Uruguay choca con Nigeria.

___

Alineaciones:

ESPAÑA: Iker Casillas, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Alvaro Arbeloa, Jordi Alba, Sergio Busquets, Xavi Hernández (Javi Martínez, 77), Andrés Iniesta, Pedro Rodríguez (Juan Mata, 81), Cesc Fábregas (Santi Cazorla, 65), Roberto Soldado.

URUGUAY: Fernando Muslera, Diego Lugano, Diego Godín, Maximiliano Pereira, Martín Cáceres, Walter Gargano (Nicolás Lodeiro, 63), Cristian Rodríguez, Diego Pérez (Diego Forlán, 69), Gastón Ramírez (Alvaro González, 46), Luis Suárez, Edinson Cavani.

Arbitro: Yuichi Nishimura (Japón).