Ryan Hunter-Reay continuó con el dominio de la escudería Andretti Autosport en el circuito Milwaukee Mile, al ganar la carrera de la IndyCar aquí por segundo año consecutivo y por tercera vez en su vida.

Cuando Hunter-Reay aseguró su primer triunfo de la temporada, en Alabama, lamentó que su esposa y su hijo recién nacido no estuvieran ahí para fotografiarse con ellos.

El sábado compensó eso, y realizó una celebración anticipada del Día del Padre, nada menos que en su pista favorita.

Hunter-Reay es el primer piloto en ganar dos carreras consecutivas en Milwaukee desde que el brasileño Tony Kanaan lo consiguió en 2006 y 2007, cuando corría también para Michael Andretti. El propio Andretti cosechó cinco victorias en Milwaukee.

"La de Barber (Alabama) fue una de las carreras a las que no asistieron Beccy ni nuestro hijo, y me sentí mal porque no pude fotografiarme con ellos en el carril de la victoria. Esto fue mucho mejor", dijo Hunter-Reay. "Amo este lugar. Cualquier piloto a quien le preguntes te dirá que respeta este óvalo".

Los pilotos de Andretti han ganado cinco de las últimas nueve carreras en este circuito de una milla. La escudería tuvo un día casi perfecto en una carrera promovida por segundo año consecutivo por la empresa de "marketing" de Andretti.

El venezolano E.J. Viso finalizó cuarto y James Hinchcliffe fue quinto, por el mismo equipo.

La única mancha fue la actuación de Marco Andretti, quien largó primero, fue líder en las primeras 62 vueltas pero tuvo un problema eléctrico en su bólido.

"Me defraudó", dijo en broma su padre Michael Andretti. "Me sentí muy mal por Marco, de verdad. Estaba corriendo muy bien todo el fin de semana".

Con todo, la carrera fue un éxito para la escudería, que sostiene negociaciones con la IndyCar para promover la carrera del año próximo y considera prioritario para la organización un triunfo en Milwaukee.

"Venimos acá con una filosofía relacionada con lo que yo hacía cuando corría, y sólo podemos continuar eso, enfatizar ante los ingenieros y los pilotos cómo era aquello entonces", dijo Andretti. "Hay cosas que hacíamos y que nos funcionaban muy bien. Parece que nos siguen funcionando.

El brasileño Helio Castroneves, líder del campeonato por puntos, llegó segundo, seguido por su compañero de Penske Racing, Will Power. Chevrolet acaparó el podio.

Power se ubicó por primera vez en el estrado. No ganaba una carrera desde la disputada en Brasil el año pasado.