El próximo presidente de la Asamblea General de la ONU, John Ashe, de la pequeña nación caribeña de Antigua y Barbuda, exhortó el viernes a los países a que adopten medidas audaces para superar la pobreza y garantizar la supervivencia del planeta.

El veterano diplomático caribeño pronunció su discurso ante el organismo mundial de 193 miembros minutos después de que lo eligieran por aclamación presidente para la 68ma sesión de la Asamblea General, que dará inicio en septiembre.

"En apenas 18 meses, Naciones Unidas pondrá en marcha una agenda que articulará la relación entre la humanidad y nuestro entorno ambiental", dijo.

"Cabe afirmar que éste podría ser el proyecto más audaz y ambicioso que Naciones Unidas se haya propuesto realizar, y nosotros, esta asamblea, necesitaremos ser igualmente audaces, ambiciosos y cooperativos para que podamos estar a la altura de esta tarea que estamos a punto de emprender, y garantizar su conclusión", apuntó.

Ashe, de 59 años y quien ha ocupado cargos diplomáticos durante casi 25 años en Naciones Unidas, dijo que durante la próxima sesión centrará su interés en contribuir al establecimiento de la agenda de desarrollo de la ONU para después de 2015.

El año 2015 es la fecha prevista para que se alcanzaran los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el combate a la pobreza, el fomento de la educación y la lucha contra el sida que concertaron los gobernantes del mundo durante su cumbre en 2000.

Ashe dijo que los miembros de la ONU deben aprender de los triunfos o fracasos tenidos en la persecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, reflexionar sobre los desafíos nuevos y emergentes, y concentrarse en los dos principales objetivos para el futuro, a decir, "superar la pobreza y la inseguridad, así como garantizar el desarrollo sustentable".

El secretario general Ban Ki-moon felicitó a Ashe, de quien dijo "comparte mi pasión por el desarrollo sustentable, y mi preocupación hacia el problema del cambio climático".

Ban dijo que Ashe ha mostrado su compromiso con aspectos del desarrollo debido a que se ha desempeñado en organismos rectores de importantes acuerdos ambientales de la ONU y como copresidente de los preparativos para la cumbre ambiental Río+20 de junio de 2012.

También ha presidido el Grupo de los 77, que representa a los 132 principales países en desarrollo y China.

Ashe, que tiene doctorado en bioingeniería, es el embajador de su país ante la ONU y embajador ante la Organización Mundial de Comercio. Reemplazará a Vuk Jeremic, el primer serbio que ocupó uno de los cargos del más alto nivel en la ONU.

La presidencia de la Asamblea General dura un año y se rota entre las regiones. Este año era el turno de América Latina y el Caribe para seleccionar a un candidato y Ashe fue la elección unánime.