La sensacional actuación de Felipe Reyes (20 puntos y 5 rebotes) resultó determinante para que el Real Madrid tomara esta noche el Palau y venciera al Barcelona Regal (72-80) para situarse a una victoria del título de la Liga española de baloncesto.

El conjunto blanco dominó casi todo el partido a un rival que volvió a depender en exceso de la inspiración de Juan Carlos Navarro, autor de otros veinte puntos.

Ya durante los primeros minutos el Barça solo fue Navarro. Él '11' azulgrana monopolizó las jugadas de ataque y anotó seis de los ocho primeros puntos de su equipo antes de tomarse tu primer y merecido descanso.

El Real Madrid, en cambio, gozaba de un juego más fluido, gracias a su magnífica defensa de ayudas, que le permitía correr en la transición, y a las penetraciones de Llull y Rudy Fernández.

Con el 6-13, los blancos abrieron una primera brecha en el marcador. Anotaban con facilidad y no sufrían en defensa, porque el Barcelona no encontraba otro recurso ofensivo que su capitán.

Por poco que hubiera estado acertado en el tiro de tres, el Madrid se hubiera disparado en el electrónico, pero no fue así (acabó con 1 de 9 la primera mitad) y el Barça se puso por delante gracias a un triple de Wallace (16-17, min.11).

Salió Jasikevicius a revolucionar el partido y logró su objetivo. Siete puntos casi consecutivos del lituano mantuvieron a los locales por delante en el intercambio de golpes (23-21, min.13).

El Real Madrid empezaba a pasar los primeros apuros en el choque y Pablo Laso echó mano del solucionador de problemas. Reyes, diez puntos en este segundo cuarto, mantuvo a flote al equipo madridista. Y cuando a él se unieron Llull -Huertas le dejó campar a sus anchas durante muchos minutos- y Rudy, el Madrid logró la máxima diferencia de esta primera mitad (29-37, min.18).

Lorbek y Navarro aparecieron en la recta final de este segundo período para echarle una mano a Saras, y el Barça frenó la sangría para irse seis puntos por debajo al descanso (35-41).

Los catalanes empezaron a defender mejor tras la reanudación. Sada se encargó de secar a Llull, Oleson anotó un triple, Tomic apareció por fin en este 'play-off' para imponerse en su duelo con Begic y los de Xavi Pascual le dieron la vuelta al partido (46-45, min.26). El Palau empezó a rugir de verdad y Pablo Laso pidió un tiempo muerto para dar un poco de aire a su equipo.

Ninguno de los dos conjuntos andaba fino cuando miraba el aro contrario, pero el Madrid casi siempre se daba una segunda oportunidad gracias a su especialidad: el dominio del rebote ofensivo, donde Reyes, hoy protagonista de cuatro de estas capturas es, y valga la redundancia, el rey.

Cuatro puntos de Carrol y un robo y un triple sobre la bocina de Lull permitió a los visitantes volver a tomar la iniciativa y arrancar el último cuarto seis arriba (50-56).

La reaparición de Reyes como amo y señor de la zona recuperó la máxima para los blancos (52-61, min.32). Pero si hay algo que tiene este Barcelona Regal es que no se rinde jamás.

Pascual por fin ordenó a sus hombres defender en zona y, de la mano de Tomic, y sobre todo de un omnipresente Navarro los azulgranas se reengancharon al partido (65-69, min.26).

Cuando parecía que habría guerra hasta el final, un triple de Llull y otros dos de Mirotic cortaron cualquier opción de remontada local. El Real Madrid se proclamará campeón si gana alguno de los dos duelos que faltan de la serie. El próximo, el domingo, de nuevo en el Palau.

HASH(0x94b2e54)

- Ficha técnica:

72 - Barcelona Regal (13+22+15+22): Huertas (-), Navarro (20), Ingles (-), Wallace (8), Tomic (10) -cinco inicial- Mavrokefalidis (2), Sada (3), Oleson (7), Lorbek (7), Jasikevicius (13) y Todorovic (2).

84 - Real Madrid (17+24+15+28): Llull (12), Rudy Fernández (8), Suárez (-), Mirotic (18), Begic (8) -cinco inicial- Darden (7), Slaughter (4), Reyes (20), Sergio Rodríguez (2), Carroll (5) y Draper (-).

Árbitros: Juan Carlos Arteaga, Miguel Ángel Pérez Pérez y Benjamín Jiménez. Eliminado por cinco faltas personales Mavrokefalidis (min.40).

Incidencias: Tercer partido de la final de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 7.562 espectadores. Antes del inicio del encuentro se homenajeó al exazulgrana Rodrigo de la Fuente, quien recientemente ha anunciado su retirada.