El gerente de la empresa sueca de videojuegos DICE, Karl Magnus Troedsson, se mostró entusiasmado con la próxima generación de consolas, según dijo a Efe, aunque aclaró que los sensores de movimiento no cambiarán sustancialmente la forma de jugar a éxitos como "Battlefield".

En una entrevista celebrada en el marco de la feria E3 que abrió sus puertas el martes y concluye hoy en Los Ángeles, Troedsson indicó que las mejoras incorporadas en Xbox One y PlayStation 4 suponen "un gran paso adelante" para el sector después de más de un lustro con los mismos sistemas.

"Hemos decidido invertir mucha de toda esta nueva potencia y memoria en hacer modificaciones que fueran importantes para los usuarios", comentó el ejecutivo, que, para el nuevo "Battlefield 4" se traducirá en la posibilidad de partidas con "64 jugadores y a 60 frames por segundo".

Troedsson confirmó que la mayor nitidez contribuye notablemente a incrementar la "autenticidad" del juego, si bien quiso tranquilizar a los propietarios de Xbox 360 y PlayStation 3 (PS3) sobre la calidad de "Battlefield 4" para sus plataformas.

"No se puede tener la misma fidelidad gráfica, pero el juego será realmente bueno. No deberían preocuparse", aclaró.

Los usuarios de "Battlefield 4", que verá la luz el 29 de octubre, en PS3 y Xbox 360 tendrán acceso a partidas a 30 frames por segundo y con 24 jugadores de forma simultánea.

El gerente de DICE adelantó que "Battlefield 4" contará con funciones que se puedan manejar mediante la voz o con gestos, a través de dispositivos como Kinect, y aunque no quiso entrar en detalles dejó entrever que el uso de los sensores será limitado.

"Solo añadimos esto donde tiene sentido. Somos muy sobrios a la hora de emplear esta tecnología", declaró Troedsson que insistió en que para un juego de disparos en primera persona los sensores de movimiento aún tienen mucho si quieren "replicar" la precisión que se consigue con un mando de consola o con el teclado y el ratón de un ordenador.

"Es realmente difícil apuntar a algo con una pistola de plástico en un arcade" señaló, al tiempo que describió a los jugadores de hoy como "extremadamente habilidosos" con los sistemas existentes.

Entre las novedades de "Battlefield 4" está el comentado concepto de "Levolution" con el que los desarrolladores del juego describen la relación causa-efecto en la partida, de tal forma que el derribo de un rascacielos en un punto del campo de batalla tiene consecuencias inesperadas en otro.

"Esto va desde lo más pequeño hasta lo más grande. Ascensores, alarmas que se ponen en funcionamiento... la idea es que todo cambie en función de cómo juegas. Un desafío al jugador para que modifique su táctica", explicó.

Para la nueva versión de "Battlefield" regresa la posibilidad de jugar en "modo comandante", una opción muy demandada por los usuarios y ausente de "Battlefield 3" y que permite tener una visión de tablero de ajedrez sobre lo que está ocurriendo en la batalla, coordinar los equipos, enviar materiales y exponer al enemigo.

En esta ocasión, quien ejerza de comandante no estará presente en el mapa por lo que no podrá ser eliminado, aunque tampoco tendrá un poder absoluto.

"No todas las cosas están disponibles para el comandante desde el principio. Para que él sea exitoso necesita que su equipo lo sea, depende de sus hombres y ellos de él", comentó.

DICE, a través de Electronic Arts (EA) que adquirió la empresa en 2004, ha vendido más de 17 millones de copias de "Battlefield 3", juego lanzado en 2011.