Los países insulares del Pacífico criticaron hoy las propuestas sobre la pesca de la Unión Europea (UE) en el marco de las negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica (AAE), informó hoy la prensa australiana.

El portavoz de los países del Pacífico y ministro de Comercio de Tonga, Viliami Uasike Latu, acusó a la UE de querer convertir el AAE en un de tratado pesquero que amenazaría la soberanía y las leyes de los países del Pacífico, región que alberga a casi la mitad de la población de atún del planeta.

En una entrevista a la cadena australiana ABC, el ministro de Tonga explicó que los países del Pacífico consideran haber sido maltratados por los europeos y exigen que se resuelva el espinoso asunto de la pesca.

El futuro de las negociaciones se ensombrecieron este mes cuando Latu envió una carta fechada el 4 de junio al comisario de Comercio de la UE, Karel de Gucht, amenazando con una retirada en bloque si no se concluían las negociaciones.

"Tenemos una orden clara por parte de nuestros líderes para concluir las negociaciones para un AAE como un solo bloque regional antes de finales de este año", según la misiva de Latu divulgada esta semana por la revista Islands Business.

Latu enfatizó en la misiva que si no se dan avances tangibles en las negociaciones antes de la cumbre de los líderes de los países del Pacífico, prevista para septiembre próximo, estas naciones insulares pondrían poner fin a casi diez años de negociaciones.

Desde hace casi una década, la Unión Europea (UE) y los países del Pacifico (Islas Cook, Timor Oriental, Fiyi, Kiribati, las Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Niue, Palau, Papúa Nueva Guinea, Samoa, las Islas Salomón, Tonga, Tuvalu y Vanuatu) negocian un Acuerdo de Asociación Económica.

No obstante, la UE ha llegado por separado a acuerdos bilaterales con Papúa Nueva Guinea y Fiyi que incluye la eliminación de aranceles y de las cuotas de capturas en sus aguas para acceder a los mercados europeos, lo que ha contribuido a que la industria atunera papú se fortalezca mundialmente.

Esos acuerdos consideran como atún papuano todo el que haya pasado por una planta de enlatado ubicada dentro de sus fronteras, aunque lo haya pescado un buque con bandera extranjera.

Los países del Pacífico quieren enviar sus capturas a Papúa Nueva Guinea para ser procesados y tener acceso similar a los mercados europeos, aunque esto parece improbable, dijo por su lado a la ABC el director del Ministerio de Comercio de Tonga, Tatafu Moeaki.