La líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, se lanzaron hoy a bailar al ritmo de las Supreme en un homenaje a John Dingell, el congresista más longevo del Congreso de EE.UU.

Representante demócrata por Michigan, Dingell fue homenajeado hoy por el presidente Barack Obama y líderes del Congreso de Estados Unidos por ser el legislador más longevo en el Capitolio, con 57 años de experiencia como miembro del Legislativo.

Dingell juramentó como miembro de la Cámara de Representantes en diciembre de 1955 y el pasado día 7 se convirtió en el legislador que más tiempo lleva en los pasillos del Congreso de EE.UU., tanto que comenzó su trabajo antes de que Alaska o Hawai se convirtieran en estados.

El legislador superó el récord que antes tenía el senador demócrata por Virginia Occidental, Robert C. Byrd, quien falleció a los 92 años en junio de 2010.

Obama recibió a Dingell, de 86 años, en el Despacho Oval en la Casa Blanca, aunque se trató de un encuentro privado al que no tuvo acceso la prensa.

Posteriormente, Dingell fue objeto de un festivo tributo en el Capitolio.

El acto contó con la participación del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y los líderes de la mayoría demócrata y minoría republicano del Senado, Harry Reid y Mitch McConnell, respectivamente.

El toque más llamativo lo pusieron la líder demócrata Nancy Pelosi y Sebelius, al improvisar junto a otras dos legisladoras un cadencioso baile al son de "Stop in the name of Love", el legendario tema de 1965 del grupo "The Supremes" (http://bit.ly/18DV8Hw).

"Es una bendición absoluta estar entre familiares, amigos y colegas para este maravilloso tributo. Gracias a todos", dijo, visiblemente emocionado, Dingell, tras declararse "quizá el más afortunado de los hombres".

Dingell ha sido testigo y partícipe de momentos trascendentales en la historia de EE.UU., incluyendo la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964, las leyes de protección ambiental de 1972 y 1990, la ley que estableció el sistema "Medicare" para ancianos y jubilados, y la reforma sanitaria de 2010.