Microsoft centró el lunes su presentación en la Expo de Entretenimiento Electrónico en la promoción de cómo la computación en nube hará que los juegos para su nueva consola Xbox One den un paso hacia el futuro.

Microsoft anunció la semana pasada que el sucesor de su popular Xbox 360 debe estar conectado a internet cada 24 horas para operar y que, idealmente, debería estar conectado todo el tiempo.

"Las capacidades exclusivas de Xbox One le permiten a los creadores extender los límites de creatividad y llevan el juego en direcciones completamente nuevas", dijo el vicepresidente de Microsoft Ohil Harrison en el Galen Center de la Universidad del Sur de California.

Las capacidades de la nueva consola fueron demostradas con densos ambientes en juegos como "Dead Rising 3" y "Sunset Overdrive". El simulador de carreras "Forza MotorSport 5" introdujo una capacidad llamada "drivatar", que emula los estilos de conducción de los jugadores y permite a sus "drivatares" jugar por ellos offline.

"Se trata de generar comportamiento humano", dijo el director creativo de "Forza Motorsport" Dan Greenawalt.

Microsoft reveló que la consola, a la cual ha descrito como una solución total de entretenimiento para el hogar, llegará al mercado en noviembre a un precio de 499 dólares. La compañía presentó la consola previamente este año en su sede en Redmond, Washington. Las reacciones iniciales a la consola han sido mixtas.

Otros juegos anunciados para Xbox One incluyen el histórico "Ryse: Son of Rome", "Killer Instinct", una edición mayor de "Minecraft", "Project Spark" y una nueva edición de "Halo".

El evento del lunes concluyó con el debut del juego multijugadores "Titanfall", primero de Respawn Entertainment, una compañía fundada por los creadores de "Call of Duty: Modern Warfare", Vince Zampella y Jason West.

La compañía dijo que iba a deshacerse de su sistema Microsoft de puntos para compras en internet con su servicio Xbox Live, optando en lugar de ello por usar monedas locales.

Microsoft no respondió a preocupaciones expresadas sobre conectividad, juegos usados y asuntos de privacidad con Xbox One, que tendrá una nueva versión de su sensor Kinect. En una entrada de blog publicada el jueves en el portal de Microsoft, la compañía delineó más detalles de la consola, incluyendo restricciones a la forma en que pueden ser compartidos juegos usados.