Los Diamondbacks de Arizona vinieron de atrás para ganar a los Dodgers de Los Ángeles en el duelo de equipo de la División Oeste de la Liga Nacional y consolidan su liderato.

Willie Bloomquist impulsó la carrera del triunfo (5-4) con un sencillo de dos anotaciones al cuadro interior con las bases llenas en la novena entrada contra el cerrador de los Dodgers, Brandon League.

Los Diamondbacks se acercaron en la pizarra a 3-2 con el sencillo del bateador emergente Jason Kubel a segunda base que hizo anotar al jardinero venezolano Martín Prado, que también bateó un sencillo con un "out" en la novena.

El venezolano Gerardo Parra pegó un doblete al centro antes de que League diera una base por bolas al bateador emergente Didi Gregorius y se llenaran las bases.

Bloomquist bateó una roleta potente por tierra que el campocorto Nick Punto frenó con una clavada detrás de segunda base, pero no pudo quedarse con la pelota, y Parra y Josh Wilson, quien corrió por Kubel, anotaron para dar a los Diamondbacks la ventaja 4-3, la primera del partido.

El relevista Tony Sipp (3-1) lanzó un tercio de entrada para llevarse el triunfo.

League (2-3) cargó con la derrota al permitir cuatro carreras y cuatro imparables, abanicó a un bateador rival y regaló un boleto en dos tercios de entrada.

A pesar de la derrota, el bateo latinoamericano estuvo presente con los Dodgers por mediación del dominicano Juan Uribe que tuvo de 4-2 con una anotada y dos impulsadas, mientras que el jardinero cubano, el novato Yasiel Puig se fue de 4-3.

La victoria consolida a los Diamondbacks (36-28) en el primer lugar de la División Oeste.

Mientras que los Rojos de Cincinnati tuvieron a Brandon Phillips que conectó un grand slam y empató la marca más alta de su carrera de seis impulsadas y en vencieron por 6-2 a los Cachorros de Chicago, en medio de una neblina que hizo acto de presencia en el Wrigley Field.

Phillips consiguió un sencillo productor en la primera, volvió a castigar al abridor Scott Feldman (5-5) en la tercera y pegó un roletazo productor en la sexta para lograr el cuarto partido en su carrera con seis producidas.

Al otro lado de la ciudad, el encuentro entre los Medias Blancas de Chicago y los Azulejos de Toronto se demoró alrededor de una hora debido a la densidad de la niebla, en contraste con el de los Cachorros y los Rojos que jamás fue suspendido.

Antes del partido, los Rojos cayeron en la serie de fin de semana frente a los Cardenales de San Luis, líderes de la División Central, y han perdido cuatro de cinco encuentros en general.

El abridor Homer Bailey (4-4) se alzó con su primera victoria desde que derrotó el 25 de mayo a los Cachorros.

Bailey trabajó ocho entradas y concedió una carrera sucia así como cuatro imparables; ponchó a ocho y aumentó su marca a 7-2 contra Chicago, que va 7-19 en los enfrentamientos con los equipos de la División Central.

El torpedero dominicano Starlin Castro bateó de 4-1 al conectar un doble productor en la novena entrada a su compatriota Alfredo Simon.

Castro ha conseguido cuatro imparables en sus últimos 42 turnos al bate, pero los Cachorros siguen siendo un equipo perdedor.

Antes del partido, el piloto de los Cachorros, Dale Sveum, dijo que "tiene indecisión" de darle un día de descanso a Castro, quien ha jugado 256 partidos consecutivos, una marca en la Liga Nacional.

Logan Forsythe conectó un cuadrangular en su primer turno al bate de la temporada, Will Venable aportó un jonrón de tres carreras y el abridor Jason Marquis ganó su séptima decisión para impulsar a los Padres de San Diego a un triunfo por 7-6 ante los Bravos de Atlanta.

Ambos cuadrangulares fueron contra el novato colombiano Julio Teherán (4-3).

El novato de los Bravos Evan Gattis pegó un jonrón de tres carreras en la novena contra Tim Stauffer entrando como emergente para acercar a los Bravos 7-5.

A pesar de la derrota, los Bravos (39-25) siguen líderes destacados en la División Este, siete juegos de ventaja sobre los Nacionales de Washington (31-31), segundos clasificados.

El abridor mexicano Yovani Gallardo lanzó ocho episodios sin admitir carrera y logró un hito en materia de ponches, mientras que Jonathan Lucroy pegó cuatro imparables y los Cerveceros de Milwaukee vencieron 6-1 a los Marlins de Miami para acreditarse su cuarto triunfo consecutivo.

Gallardo (5-6) ganó por segunda ocasión desde el 29 de abril y es el tercer lanzador de los Cerveceros que poncha a 1.000 bateadores, uniéndose a su compatriota Teodoro Higuera y a Ben Sheets.

El abridor derecho mexicano permitió cuatro imparables y dio una base por bolas, en una labor de 108 lanzamientos, en la que ponchó a cuatro rivales antes de darle la pelota en el noveno episodio al relevista a Donovan Hand.

El jardinero dominicano Carlos Gómez conectó tres inatrapables y remolcó dos carreras por Milwaukee, mientras que Lucroy produjo un par de anotaciones.

Rickie Weeks pegó tres imparables, incluido un jonrón, por los Cerveceros, que empataron su mejor marca de la campaña al ligar 16 imparables, pese a que jugaron sin su toletero estelar, el jardinero Ryan Braun, que vio agravado un dolor en el pulgar de la mano derecha el domingo, en el duelo contra los Filis de Filadelfia.

El abridor Ricky Nolasco (3-7) permitió 10 imparables, su peor marca en lo que va de temporada, además de aceptar cuatro carreras en cinco entradas y un tercio.

Nolasco tiene marca perdedora de 2-3 y efectividad de 7.58 en ocho aperturas en los duelos ante los Cerveceros.