El cantante y pianista estadounidense Billy Joel vendió su lujosa mansión de traza mediterránea situada en Miami Beach (EEUU) por 13,75 millones de dólares a Diego Della Valle, el presidente y consejero delegado de la firma de zapatos italianos Tod's.

Según confirmó hoy One Sotheby's International Realty, inmobiliaria responsable de la compraventa, el adinerado empresario italiano, que también es accionista mayoritario de Saks Fifth Avenue, pagó en efectivo el importe total de la vivienda, situada en el exclusivo enclave de La Gorce Island, donde también han residido estrellas como Cher y Shakira.

Billy Joel llevaba algo más de un año tratando de vender la mansión, edificada en 2004 y con 825 metros cuadrados de espacio habitable.

Para cerrar la operación ha tenido que bajar ligeramente el precio respecto a los 14,7 millones de dólares que pedía en mayo de 2012, cuando la sacó al mercado.

Así, el compositor neoyorquino, ganador de seis Grammy, recibirá por esta mansión, decorada a base de mármol, columnas, arcos y fuentes, prácticamente la misma cantidad que los 13,5 millones de dólares que pagó cuando la compró en 2006.

La lujosa residencia cuenta con siete dormitorios y nueve cuartos de baño, así como una bodega, una amplia cocina exterior, una piscina "infinita" (desbordante) flanqueada por palmeras y un acceso directo a la Bahía Vizcaya a modo de embarcadero de 50 metros.

El hecho de que el precio pagado por la mansión sea ligeramente superior al de adquisición es una muestra más de la recuperación del mercado inmobiliario del sur de Florida, que sufrió un derrumbe de precios con el estallido de la burbuja inmobiliaria en EE.UU.