La Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha informado hoy de que la escudería de Fórmula Uno Mercedes y el fabricante de neumáticos Pirelli comparecerán ante su Tribunal Internacional el próximo 20 de junio a las 9.30 CET (7.30 GMT) en París para explicarse por los entrenamientos supuestamente ilegales que llevó a cabo tras el Gran Premio de España.

El equipo Mercedes, que tuvo problemas con el excesivo desgaste de neumáticos en las primeras carreras del Mundial de Fórmula uno, realizó un test de neumáticos del 15 al 17 de mayo en el Circuito de Cataluña, en Montmeló (Barcelona), según constató la propia FIA.

La FIA explicó en su día que de la investigación se deduce que las condiciones de ese test podrían constituir una infracción del reglamento deportivo.

Los equipos Red Bull y Ferrari denunciaron a Mercedes durante el Gran Premio de Mónaco por la realización de dicho test de los neumáticos Pirelli, que, a su juicio, le reportó una gran ventaja.

El Tribunal Internacional analizará este caso y "decidirá si esos tres días de test llevados a cabo en España con el coche de 2013 infringen el reglamento, que, con excepción de las pruebas a jóvenes pilotos y los ensayos de aerodinámica exclusivamente en línea recta, prohíben el uso del actual coche en los ensayos durante la temporada".

La FIA agrega que la decisión "se anunciará lo antes posible" tras la vista.

"En el caso de ser hallado culpables Mercedes y/o Pirelli, el Tribunal Internacional tiene la capacidad de imponer las sanciones que estime oportunas", agrega la FIA.

La escudería Ferrari también fue acusada de hacer unas pruebas ilegales, pero la FIA resolvió el pasado 5 de junio su absolución, ya que el equipo italiano había llevado a cabo su test los días 23 y 24 de abril, pero con el coche de 2011, algo que no contraviene las reglas del campeonato.