Jason Kidd está interesado en el puesto de entrenador de los Nets de Brooklyn y planea hablar con el equipo esta semana, dijo el domingo una persona con conocimiento del asunto.

Kidd condujo a los Nets a finales consecutivas de la NBA en 2002 -2003 como jugador y está interesado en reemplazar a P. J. Carlesimo, dijo a The Associated Press la fuente, que pidió no ser identificada por nombre debido a que el equipo no está ventilando públicamente su búsqueda.

Yahoo Sports reportó inicialmente el interés del base recién retirado.

Kidd, de 40 años, terminó su carrera la semana pasada después de una temporada con los Knicks, su 19na en la NBA. Ocupa la segunda posición de la liga en asistencias y robos, y es líder de la franquicia de los Nets en la mayoría de las categorías estadísticas en postemporada.

Kidd, dos veces medallista de oro en Juegos Olímpicos, ha sido considerado desde hace mucho tiempo uno de los jugadores más perspicaces de la NBA, y el entrenador de los Spurs Gregg Popovich dijo que sería capaz de manejar la transición para dirigir.

"Bueno, ya saben, pienso por supuesto que es una cosa individual, pero cuando se ha jugado en la liga tanto tiempo como Jason lo ha hecho y para varios entrenadores, él ha visto casi todo lo que la NBA puede ofrecer. Así que él ciertamente tiene experiencia", dijo Popovich el domingo antes del segundo juego de la serie final contra el Heat de Miami.

Popovich trató de contratar a Kidd arrebatándolo a los Nets hace una década. En aquel entonces, el entrenador consideró que Kidd podría orientar al armador Tony Parker.

"Si él está lo bastante loco para querer ser un entrenador en la liga, le deseo todo lo mejor", dijo Popovich. "Pero ciertamente tiene las habilidades intuitivas para saber qué está ocurriendo en la cancha. Obviamente, sería capaz de tener con los jugadores la misma relación que ha tenido con sus entrenadores durante el transcurso de su carrera".

A Kidd le restaban dos años de contrato cuando se retiró después de una difícil postemporada. Jugó seis años y medio para los Nets cuando tenían su sede en Nueva Jersey.

Carlesimo llevó a los Nets a una marca de 49-33 después de reemplazar al despedido Avery Johnson en diciembre. Los Nets le dijeron que no conservaría el puesto después de perder ante Chicago en la primera ronda de playoffs.