El destilado de las uvas moscatel de Alejandría del sur boliviano llamado singani será vendido en Nueva York y California de manos del cineasta estadounidense Steven Soderbergh después de haberlo probado mientras filmaba en Bolivia.

La presentación de la botella es con una etiqueta de color mostaza con la figura de una mujer indígena andina.

"A él (Soderbergh) le encantó nuestro producto y le hicimos una marca propia que se llama Singani 63, que es el mismo que probó acá, solo que para exportación le pusimos ese nombre", informó la empresa Casa Real que tiene una preferencia del 80% en Bolivia con su singani etiqueta negra, el cual probó Soderbergh mientras realizaba filmación de su película de Ernesto Che Guevara.

Después de eso Soderbergh se reunió con personal de la empresa de la región sureña de Tarija, un valle que está a unos 2000 metros sobre el nivel y cuyas uvas moscatel grandes le da un especial sabor a su producto, informó Juan Trigo representante de la empresa en una entrevista con AP.

El singani es un destilado parecido al brandy que tiene un 40% de nivel alcohol y que es muy conocido por ser netamente del sur boliviano, donde están los viñedos. Para empezar ya se exportaron unas 15.000 botellas y sus principales mercados de apertura serán Nueva York y California.

En Bolivia se lo bebe combinado con una gaseosa, limón y hielo. La bebida es conocida como "chuflay".

El singani de Casa Real ganó en 2009 en Chile una medalla de oro como el mejor destilado. Trigo expresó que ya la bebida fue exportada esporádicamente a Europa, Argentina y Chile pero les falta una fuerte inversión para competir en los mercados internacionales que cobran altos impuestos a las bebidas alcohólicas.

La empresa Casa Real funciona desde 1981 y cada año produce 1,8 millones de botellas de Singani y 40.000 botellas de vino.