Menos de un mes después de ser elegido como el entrenador del año de la NBA, George Karl fue despedido el jueves por los Nuggets de Denver.

Karl entrenó a los Nuggets durante ocho temporadas y media. Su salida se produjo poco después que Masai Ujiri dejó el puesto de gerente general para irse a los Raptors de Toronto.

"Así que perdimos al gerente general y ahora al entrenador. ¿Qué es lo próximo?", tuiteó el jugador de Denver, Kenneth Faried.

Karl tenía un año pendiente en su contrato y quería extenderlo.

Los Clippers, Nets y 76ers tienen vacantes de entrenadores, y los Grizzlies de Memphis autorizaron a su entrenador Lionel Hollins para explorar otras alternativas.

"Agradecemos todo lo que hizo para mantenernos como uno de los mejores equipos en la Conferencia del Oeste", dijo el presidente del equipo, Josh Kroenke, en un comunicado. "Es un entrenador de Salón de la Fama, cuyo legado en Denver durará años. George es una leyenda del básquetbol, y le tengo el máximo respeto como personal y entrenador".

Con el tercer equipo más joven en la NBA, Karl consiguió el tercer mejor récord en la Conferencia del Oeste, además de un récord para el equipo con 57 triunfos, pero los Nuggets fueron eliminados en la primera ronda de los playoffs por cuarto año al hilo.