Sin más músicos que Juan Aguirre y Eva Amaral en el escenario, el grupo español Amaral ofreció este miércoles un concierto acústico en México cargado de intimidad y de energía, con un público que se entregó con cada una de las canciones de estos dos artistas.

El dueto ofreció dos horas de música a las cerca de 300 personas que asistieron al espectáculo en la sala Voilá de la capital mexicana, en donde hicieron un repaso a sus quince años de carrera.

"Esta noche no es un placer estar con ustedes, es el siguiente paso al placer", dijo la vocalista de la banda, quien en todo momento entabló un diálogo cercano con el público.

En este concierto acústico solo sonaron instrumentos tocados por el dúo, sobre un escenario sobrio y sin artificios que quitaran cercanía al momento.

Sonaron canciones de sus seis discos, especialmente del último "Hacia lo salvaje" con el que inauguraron la noche con el tema "Esperando un resplandor".

Otras de las canciones que interpretaron fueron "Un día más", "El universo sobre mí", "Si las calles pudieran hablar", "Moriría por vos", "Revolución" o "Sin ti no soy nada".

En el marco de su gira por Latinoamérica, el dúo está en México para actuar en dos conciertos y presentar una edición especial de "Hacia lo salvaje", que además de las 12 canciones originales, contiene dos versiones, una de "Héroes" de David Bowie y otra que popularizó Chavela Vargas, "Rogaciano el huapanguero", temas que también tocaron esta noche.

El dueto actúa este jueves en el municipio de Metepec, en el Estado de México, y después continuará su gira por Latinoamérica en Perú, Argentina y Chile, antes de regresar a España en donde actuarán en septiembre en el festival DCODE de Madrid.

Previsiblemente, ese será uno de sus últimos conciertos antes de encerrarse a grabar el que será su próximo disco, que planean sacar el año próximo.