Una junta de libertad condicional denegó ese beneficio el miércoles a Leslie Van Houten, ex miembro de la llamada familia Manson, quien ha cumplido 44 años de una condena a perpetua por su participación en una serie de asesinatos de gran repercusión pública.

La mujer de 63 años asistió a su 20ma audiencia de libertad condicional, donde parientes de las víctimas se opusieron a su libertad.

El comisionado de la junta de libertad condicional, Jeffrey Ferguson, dijo a Van Houten que no había podido explicar cómo una persona culta y de buena familia como ella había sido capaz de cometer los "asesinatos crueles y atroces" de Leno y Rosemary La Bianca. No podrá volver a solicitar la libertad condicional sino dentro de cinco años, pero Ferguson dijo que podía solicitar una nueva audiencia antes si cambian las circunstancias.

Van Houten fue condenada por asociación ilícita en el asesinato del matrimonio La Bianca, perpetrado en agosto de 1969, una noche después que los seguidores de Charles Manson mataron a la actriz Sharon Tate y otras cuatro personas.

Van Houten, que tenía entonces 19 años, no participó del asesinato de Tate y los otros, pero sí fue de la partida cuando mataron a los La Bianca. En su juicio confesó que apuñaló a la señora La Bianca cuando ya estaba muerta.

En la cárcel, Van Houten ha obtenido dos grados universitarios y se la ha felicitado por su ayuda a las presas ancianas en la cárcel donde está recluida, la California Institution for Women.

A otros miembros de la familia Manson también se les ha negado la libertad condicional. Uno de ellos, Bruce Davis, obtuvo la libertad el año pasado, pero el gobernador Jerry Brown la vetó.

Manson, que ahora tiene 78 años, ha desistido de asistir a las audiencias y ha mandado de decir que la cárcel es su hogar y quiere permanecer en ella.