Uruguay venció hoy por 1-0 a Francia en un partido amistoso que le sirvió de preparación de cara al decisivo choque del próximo día 11 contra Venezuela en las eliminatorias sudamericanas del Mundial Brasil 2014.

El goleador Luis Suárez, en el minuto 49 marcó el único tanto del partido con un remate colocado casi sobre la línea final y con poco ángulo.

Suárez, que tiene 32 goles con la Celeste, no podrá estar en el partido frente a los venezolanos por acumulación de dos tarjetas amarillas.

Los uruguayos necesitan ganarle a Venezuela para mantener sus aspiraciones de clasificar a la Copa del Mundo de Brasil 2014.

El primer tiempo tuvo a la selección visitante como protagonista y al portero uruguayo Fernando Muslera como la mejor figura impidiendo en varias ocasiones el gol francés.

Uruguay fue el primero en llevar peligro a la valla rival con un cabezazo de Martín Cáceres a saque de esquina que se fue apenas alto, pero fue esa la única jugada en que inquietaron al meta Mandanda en el primer tiempo.

A partir de los 15 minutos el equipo francés se adueñó del balón, se hizo fuerte en el centro del campo y comenzó a llegar con peligro hasta la portería uruguaya.

Primero fue Valbuena con un remate largo y potente, luego Matuidi que desbordó en velocidad a la defensa uruguaya y remató alto, pero el técnico y veloz Payet fue quien mas obligó con varios tiros potentes desde el borde del área a las mejores atajadas de Muslera.

Los creativos uruguayos Lodeiro y Forlán no encontraron en esa primera mitad el balón, y el goleador Cavani deambuló por el frente de ataque con voluntad pero sin localizar huecos en la defensa francesa.

La jugada más clara de gol llegó al minuto 37 cuando Gourcuff recibió una medida habilitación dentro del área y quedó cara a cara con Muslera que una vez más salvó su valla.

Para el inicio de la segunda mitad el seleccionador uruguayo, Oscar Washington Tabárez, dispuso cuatro cambios y el equipo ganó en claridad con el centrocampista Gastón Ramírez, y en profundidad, con el aporte de Suárez.

El delantero del Liverpool y segundo máximo goleador de la Premier League mostró su peligro en el segundo minuto de estar en el campo cuando le quitaron un balón casi de gol y ratificó dos minutos después su condición de artillero con el único tanto del encuentro.

Suárez recibió un pase cruzado, le ganó a su marcador la línea final y con poco ángulo colocó un remate casi paralelo a la portería que ingresó en el segundo poste de la valla francesa.

El entrenador del equipo galo, Didier Deschamps, mandó varios cambios buscando recuperar el dominio del balón, pero Payet bajó su nivel, los uruguayos acortaron los espacios en el centro del campo y el juego se hizo equilibrado.

La Celeste estuvo cerca del segundo gol cuando a diez minutos del final y en una jugada individual Ramírez sorteó a dos rivales y remató potente pero Mandanda sacó el balón hacia un costado.

Con su victoria la selección uruguaya se quedó con la Copa Montevideo Capital Iberoamericana de la Cultura 2013.

La selección de Francia completará su breve gira por Sudamérica el próximo domingo cuando visite a Brasil en Porto Alegre.

- Alineaciones:

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano (m.46, Andrés Scotti) Sebastián Coates, Martín Cáceres; Egidio Arévalo Ríos (m.46, Sebastián Eguren), Walter Gargano, Nicolás Lodeiro (m.46, Gastón Ramírez), Álvaro Pereira (m.70, Cristian Rodríguez); Diego Forlán (m.46, Luis Suárez) y Edinson Cavani (m.65, Abel Hernández). Seleccionador: Oscar Washington Tabárez.

Francia: Steve Mandanda; Bacaray Sagna, Laurent Koscielny, Eliaquim Mangala, Benoit Tremoulinas; Etienne Capoue (m.67, Josuha Guilavogui), Blaise Matuidi (m.76, Yohan Cabaye), Dimitri Payet, Mathieu Valbuena (m.67, Clement Grenier); Yoann Gourcuff (m.58, Alexander Lacazette) y Olivier Giroud (m.58, Bafetimbi Gomis). Seleccionador: Didier Deschamps.

Gol: 1-0, m.49: Luis Suárez.

Árbitro: el paraguayo Julio Quintana amonestó a Pereira, Gomis, Koscielny y Grenier.

Incidencias: Partido disputado en el estadio Centenario, de Montevideo, frente a 30.000 espectadores.