El primer vuelo Madrid-Montevideo de la aerolínea española Air Europa llegó hoy a la capital uruguaya, donde fue recibido en un ambiente festivo pues significa la recuperación de la conexión directa entre las dos ciudades, perdida en abril por la salida de Iberia.

La aeronave Airbus 330-200, con capacidad para 299 pasajeros, aterrizó a las 08.00 horas locales (11.00 GMT) en el Aeropuerto Internacional de Carrasco (Montevideo) y su llegada fue celebrada en la misma pista con un simbólico bautismo con chorros de agua de los servicios de emergencia de la terminal.

En ese primer vuelo viajaron la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichián, y el director comercial de Air Europa, Richard Clark, que fueron recibidos por el vicepresidente del país, Danilo Astori, en su calidad de presidente interino por la ausencia del mandatario José Mujica, de gira precisamente por España.

"Es un día de fiesta porque estamos inaugurando, haciendo el lanzamiento de una nueva vía de comunicación y transmisión con el mundo, y nada menos que con Europa", afirmó Astori en una emotiva rueda de prensa conjunta.

El vicepresidente agradeció a Air Europa la "confianza" depositada en Uruguay, al que definió como un país de "posibilidades y futuro" que destaca por la "seriedad y solidez de sus instituciones", y expresó "deseos mutuos y compartidos de éxito" tanto a la nación como a la aerolínea.

Clark resaltó la importancia de la nueva ruta, que tendrá en principio tres frecuencias semanales, para "fortalecer la presencia" de la compañía en Latinoamérica, donde tiene previsto lanzar este año, además, una ruta a Sao Paulo.

El directivo detalló que para los primeros vuelos Madrid-Montevideo en este mes de junio el nivel de ocupación se sitúa por ahora en el 70 % y en julio y agosto va a crecer a al menos el 80 %, un porcentaje que es "el objetivo para el primer semestre de operación".

Las ventas de pasajes se están repartiendo al 50 por ciento entre España y Uruguay, detalló Clark, quien expresó su esperanza en poder llegar a un vuelo diario entre esas dos capitales, como desea el Gobierno de Uruguay.

Kehichián destacó que la nueva ruta permitirá unir Montevideo con 11 ciudades en España y 7 en Europa, y su concreción es un resultado de los esfuerzos del Ejecutivo uruguayo para paliar la pérdida que representó en abril pasado la suspensión de ese itinerario por decisión de Iberia, que lo había operado en los últimos años.

Desde entonces, Uruguay ha logrado también que la aerolínea francesa Air France fijase una conexión con París.

Gracias a esas dos rutas, más las conexiones que existen con el viejo continente vía Buenos Aires, Santiago de Chile y Sao Paulo a través de otras compañías, Uruguay aspira a aumentar en dos años el número de turistas europeos de 180.000 a más de 200.000.