Un ex ciberpirata que denunció a las autoridades que el soldado Bradley Manning filtraba informaciones a WikiLeaks atestiguó el martes que este nunca le dijo durante sus conversaciones en línea que deseaba ayudar al enemigo.

Manning está sometido a juicio por entregar cientos de miles de documentos a ese cibersitio de revelaciones. Se declaró culpable de cargos que podrían sentenciarlo a 20 años de cárcel, pero los militares han insistido en una corte marcial con cargos más graves, incluso el de ayudar al enemigo, que conlleva una potencial cadena perpetua.

Adrian Lamo, ciberpirata convicto, dijo que empezó a dialogar en línea con Manning el 20 de mayo de 2010 y que alertó al día siguiente a las autoridades sobre el contenido de los mensajes del soldado, incluso su mención de Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Agregó que siguió conversando con Manning intermitentemente durante seis días más.

Durante el juicio, Lamo dijo que Manning nunca le dijo que deseaba ayudar al enemigo y que no manifestó deslealtad a Estados Unidos.

Los fiscales dijeron que demostrarán que el analista de inteligencia del ejército, de 25 años de edad, puso secretos militares estadounidenses en manos del enemigo, incluso Osama bin Laden. Agregaron que presentarán pruebas de que bin Laden solicitó y obtuvo de otro miembro de al-Qaida los informes de combate en Afganistán y los cables del Departamento de Estado publicados por WikiLeaks.

El soldado residente en Crescent, Oklahoma, dice que no creyó que la información perjudicara a Estados Unidos y que quiso revelarla para dar a conocer al público la realidad de las guerras estadounidenses.

Su abogado David Coombs dijo que Manning se sintió cohibido durante el comienzo de su misión militar, cuando los homosexuales no podían servir abiertamente en las fuerzas armadas.

Lamo atestiguó que Manning lo contactó a causa de su notoriedad en el ambiente de los ciberpiratas y por su apoyo abierto a la comunidad lesbiana, gay, bisexual y trasgenérica.

Lamo se declaró culpable en 2004 de fraude por computadora y fue arrestado por infiltrarse en las redes de computación del New York Times y Microsoft. Fue sentenciado a seis meses de arresto domiciliario y dos años de libertad condicional.

Manning escogió que su corte marcial fuera ventilada ante un juez en vez de un jurado. Se calcula que durará todo el verano. Gran parte de las pruebas son secretas, lo que significa que buena parte del juicio presumiblemente estará cerrada a la prensa y al público.

Las autoridades federales quieren ver si Assange puede ser juzgado. Assange está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres para evitar extradición a Suecia por cargos de agresión sexual.

"Esto no es justicia; nunca puede serlo", dijo Assange en una declaración el lunes. "El veredicto fue ordenado hace mucho. Su función no es determinar cuestiones como culpa o inocencia, ni verdad o falsedad. Es un ejercicio de relaciones públicas destinado a suministrar al gobierno una coartada para la posteridad".

El material que WikiLeaks empezó a publicar en 2010 documenta denuncias de abusos contra detenidos iraquíes y el recuento de civiles muertos en Irak.