El presidente de EE.UU., Barack Obama, inauguró hoy en la Casa Blanca una conferencia para "sacar de las sombras" a los enfermos mentales y decirles que "no están solos", al destacar que la recuperación "es posible".

"Demasiados estadounidenses están sufriendo en silencio", dijo Obama en un discurso en la Sala Este de la Casa Blanca al destacar que 1 de cada 5 adultos padecen o han padecido algún problema mental y que hay 45 millones de ciudadanos que padecen esquizofrenia, depresión, ansiedad u otras enfermedades relacionadas.

"No están solos, hay esperanza, hay posibilidades", aseguró el mandatario.

Obama hizo hincapié en los veteranos de guerra, que muchas veces regresan al país "con heridas invisibles" y tienen altas tasas de suicidio.

"Hoy perdemos a 22 veteranos cada día a causa del suicidio", aseguró el presidente al instar a prevenir esas "tragedias".

También remarcó la importancia de identificar los problemas mentales en los niños y sostuvo que apenas la mitad de los menores con dolencias de este tipo reciben tratamiento.

"Si alguien nos ve y está sufriendo, que busque ayuda", instó Obama al llamar a terminar con el "estigma" y al subrayar que hoy en día menos del 40 % de las personas con enfermedades mentales reciben tratamiento.

El presidente señaló también que la recuperación "es posible" y que se puede "vivir una vida saludable y productiva" tras haber sufrido una depresión.

La conferencia es parte de los esfuerzos del Gobierno por poner en marcha un diálogo nacional "para aumentar la comprensión" sobre los problemas de salud mental, según la Casa Blanca.

La iniciativa reúne a representantes de gobiernos estatales y locales, educadores, profesionales de la salud, líderes religiosos y personas que han sufrido problemas de salud mental, y será clausurada por el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Hay sesiones de trabajo moderadas por los secretarios de Salud, Kathleen Sebelius; Educación, Arne Duncan; y de Asuntos de Veteranos, Eric Shinseki, y entre los participantes está la actriz Glenn Close.