El Real Madrid despidió el sábado a José Mourinho con mezcla de aplausos y abucheos pero también una victoria, al vencer 4-2 al visitante Osasuna por la 38va y última fecha de la liga española.

Sin el astro Cristiano Ronaldo ni el arquero Iker Casillas en la cancha o el banquillo, el argentino Gonzalo Higuaín fue el encargado de abrir el marcador a los 35 minutos con su 16to gol del campeonato y quizás el último de los 121 que acumula como madridista, pues también suena como posible baja al término de la temporada. Michael Essien anotó su segundo de blanco a los 38, y Roberto Torres (52) recortó por Osasuna, que niveló momentáneamente por vía de Alvaro Cejudo (63). Pero el Madrid finalmente decantó la balanza gracias a Karim Benzema (69), y amplió José Callejón (87).

El Madrid finalizó el campeonato segundo con 85 puntos y carente de más títulos que la Supercopa de España, el tercero de la era Mourinho.

El entrenador portugués, quien dirigió su último partido para los "merengues", volvió a sorprender dejando fuera de la convocatoria a Casillas pese a la baja del titular Diego López, así como dando la alternativa al joven Jesús Fernández por delante de Antonio Adán.

El campeón Barcelona recibe a continuación al Málaga, con posibilidad de alcanzar el récord de 100 puntos logrado por el Madrid la pasada campaña. A falta de un cotejo, los azulgranas suman 97 unidades.

La fecha se completa con los partidos Granada-Getafe, Sevilla-Valencia, Deportivo La Coruña-Real Sociedad, Celta de Vigo-Espanyol, Mallorca-Valladolid, Zaragoza-Atlético de Madrid, Levante-Betis y Rayo Vallecano-Athletic de Bilbao. Todos se juegan de forma simultánea, pues Real Sociedad y Valencia se disputan el último boleto a la Liga de Campeones, Sevilla, Getafe y Levante pelearán plaza europea, y Mallorca, Zaragoza, Celta y Deportivo agotarán sus opciones por salvarse del descenso a la segunda división.

Osasuna dominó la prima mitad y pudo adelantarse en un remate del argentino Emiliano Armenteros al cuerpo de Fernández. De posible ventaja visitante, se pasó al gol del Madrid cuando Essien conectó con el argentino Angel Di María y la profundización de tacón de este fue aprovechada por Higuaín, sereno en la definición por bajo, ajustada al poste, frente a Asier Riesgo.

El segundo llegó a balón parado, en un tiro de esquina lanzado por Mesut Oezil y cabeceado con potencia y colocación por Essien, nuevamente protagonista y cómplice en la celebración con Mourinho.

Torres, en excelente acción individual con recorte y derechazo encorvado desde fuera del área, acercó a Osasuna. Los rojillos se animaron, rozaron el empate en un cabezazo elevado de Armenteros y finalmente igualaron en un segundo intento de Cejudo, tras llegada por la izquierda de Fernando Macedo "Nano".

Callejón había perdonado previamente por el Madrid, pero no lo hizo Benzema en excelente control y latigazo para el 3-2, antes de que Luka Modric desperdiciara otra ocasión local y el propio Callejón se redimiera con el cuarto en contraataque.