El estadounidense Justin Gatlin y la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce impusieron su ley en las carreras de 100 metros de la reunión de Eugene (EE.UU.), con marcas respectivas de 9.88 y 10.71.

Partiendo por la calle cuatro en 158 milésimas, Gatlin, invicto esta temporada, no encontró oposición en el jamaicano Nesta Carter, subcampeón mundial de 60 metros en sala, con quien estaba llamado a librar el duelo de la velocidad.

Gatlin, medallista de bronce olímpico, paró el cronómetro de meta en 9.88 segundos, seguid de su compatriota Michael Rodgers (9.94). Ninguno más bajó de los diez segundos. El tercer norteamericano, Ryan Bailey, entró tercero en 10.00, tres centésimas más rápido que Carter, que ya había bajado de 10 este año en Doha.

Shelly-Ann Fraser, doble campeona olímpica de 100 metros, acreditó su mejor marca del año para imponerse con un tiempo de 10.71, cuatro centésimas más rápida que la nigeriana Blessing Okagbare, que evitó el doblete jamaicano. Veronica Campbell-Brown, campeona mundial de 200, llegó tercera en 10.78. Fraser se quedó a una sola centésima de su récord personal.

La favorita local, Allyson Felix, campeona olímpica de 200, partió muy lenta (181 milésimas) y nunca estuvo en situación de disputar el triunfo a Fraser. La norteamericana fue séptima con 11.07.