El Barcelona, con su victoria ante el Málaga, igualó el récord de los 100 puntos del Real Madrid de Jose Mourinho, la Real Sociedad se hizo con el cuarto puesto y su clasificación para la previa de la Liga de Campeones, y el Celta logró la ansiada permanencia en detrimento de Mallorca, Deportivo y Zaragoza, que vivieron la tragedia del descenso.

El conjunto de Tito Vilanova, del que se despidió el francés Eric Abidal, dejó sentenciado la victoria y el récord en el primer cuarto de hora con los goles de David Villa (m.4), Cesc Fábregas (m.14) y Martín Montoya (m.16).

Andrés Iniesta (m.52) completó la faena y el Málaga salvó el honor con una gran volea del chileno Pedro Morales (m.56), quien firmó el definitivo 4-1 en el adiós también de Manuel Pellegrini como técnico del cuadro malaguista.

Justo antes el Real Madrid había despedido a Jose Mourinho con la afición dividida y una victoria por 4-2 ante el Osasuna, que jugó más pero no pudo con la pegada de un equipo blanco con un once plagado de novedades.

Aunque el argentino Gonzalo Higuaín (m.35), que posteriormente anunció su marcha, y el ghanés Michael Essien (m.38) parecieron sentenciar el choque, el conjunto navarro, salvado la pasada jornada, llegó a igualarlo gracias a las dianas de Roberto Torres (m.529 y Álvaro Cejudo (m.63).

Para fortuna de los madridistas apareció la magia del francés Karim Benzema (m.69) y al final el acierto de José Callejón (m.87) para acabar la campaña liguera invicto en el Santiago Bernabéu, pero a quince puntos del campeón, la distancia más grande de la historia del primero sobre el segundo.

Pero la auténtica emoción de la última jornada se vivió en el resto de encuentros, disputados a la misma hora (21.00), y acabaron sonriendo la Real Sociedad y el Celta, y lamentando Valencia, al quedarse fuera de la Liga de Campeones tras estar dentro y encarar la jornada con ventaja, y Deportivo, Zaragoza y Mallorca, los tres que descienden.

El encuentro de Riazor fue el que más sensaciones encontradas vivió porque mientras el Deportivo quedó sentenciado, la Real Sociedad del francés Phillippe Montanier, que dirigirá al Rennes la próxima temporada, logró la plaza 'Champions' gracias a su victoria por 1-0 y a la derrota del Valencia en Sevilla (4-3).

El tanto del joven francés Antoine Griezmann (m.22) disparó el sueño donostiarra y castigó al Deportivo, incapaz de remontar, que desperdició la ocasión de jugar en casa y de ser el único de los que luchaba por la permanencia que dependía de sí mismo.

A la vez, y en un partido loco que comenzó dominando el Valencia con un golazo del argentino Ever Banega, cuatro dianas de Álvaro Negredo dieron el triunfo al Sevilla de Unai Emery, extécnico del equipo valencianista, y dejó sin su objetivo al de Ernesto Valverde, que jugó toda la segunda parte con uno menos por roja directa al brasileño Jonas.

Con esta victoria, el Sevilla mantiene opciones de clasificación europea a la espera de la resolución del TAS sobre el Málaga y de que el Rayo no consiga licencia UEFA, en tanto que el Valencia se despide de la Liga de Campeones y queda abocado a la Liga Europa junto al propio cuadro malaguista y al Betis, que igualó a uno en el feudo del Levante.

El Rayo no pudo pasar del empate (2-2) ante el Athletic de Marcelo Bielsa, que jugó casi todo el encuentro con un hombre menos por expulsión de Aritz Adúriz.

El Celta de Abel Resino, convertido un especialista en salvaciones, fue el que pudo festejar la permanencia a costa de las ilusiones del Deportivo, el Mallorca y el Zaragoza.

La derrota deportivista y su triunfo en Balaídos ante el Espanyol (1-0) con un tanto de Nacho Insa al cuarto de hora certificaron su continuidad en la categoría de oro.

El Mallorca se impuso en Palma al Valladolid (4-2) con gol del mexicano Gio dos Santos incluido, y de haber igualado el Espanyol en Vigo le hubiera dado la salvación, pero no llegó y se despidió de Primera tras más de una década en la elite.

El Zaragoza de Manuel Jiménez no pudo en esta ocasión salvarse y además se despidió con derrota en su feudo de La Romareda (1-3) ante el Atlético de Madrid, ya sin el colombiano Radamel Falcao, con un postrero doblete del brasileño Diego Costa.

José Antonio Pascual