Beyonce y algunos amigos famosos como John Legend, Jennifer López y Madonna convirtieron a la sede del rugby inglés en una fortaleza de los derechos de las mujeres, al realizar un concierto benéfico con la participación de numerosas estrellas.

Beyonce encabezó un concierto en el estadio de rugby de Twickenham en Londres en apoyo a Chime for Change, una campaña creada para ayudar a empoderar a niñas y mujeres en todo el mundo.

La cantante, que lució un traje de cuero ceñido, volvió loco al público de 50.000 espectadores cuando interpretó "Crazy In Love" acompañada en el escenario por su marido Jay-Z.

También cantó éxitos como "Single Ladies (Put A Ring On It)", "Run The World (Girls)", "Halo" y el clásico de Destiny's Child "Survivor".

Más temprano, Simon Le Bon cantó con Timbaland, y J-Lo y Mary J. Blige cantaron la canción de The Beatles "Come Together". Otras estrellas participantes en el concierto Sound of Change Live fueron John Legend, Florence + The Machine y Rita Ora.

Madonna, Freida Pinto, Aishwarya Rai, Jada Pinkett Smith, James Franco, Ryan Reynolds, Jessica Chastain y el icono feminista Gloria Steinem estuvieron entre los presentadores. Incluso el príncipe Harry envió un mensaje de apoyo grabado en vídeo.

Beyonce es co-fundadora de la organización de caridad, junto con la actriz y productora Salma Hayek Pinault y la directora creativa de Gucci, Frida Giannini. Chime for Change apoya proyectos para mejorar el acceso de las mujeres a la educación, la salud y la justicia.

Otras organizaciones participantes fueron: UNICEF, el Fondo Global para las Mujeres y Plan Internacional.