Granizo enorme y más tornados podrían azotar el viernes partes de Oklahoma, Arkansas y Misurí, advirtieron los meteorólogos, un día después de que poderosas tormentas e inundaciones provocaran la muerte de por lo menos tres personas en la región.

Hasta una decena de tornados azotaron el jueves partes de Arkansas, la mayoría de ellas rurales, así como uno en Illinois y tres en Oklahoma. Uno de los meteoros se desplazó en forma errática por Broken Arrow, un suburbio de Tulsa, donde causó algunos daños estructurales, pero no dejó lesionados.

Un alguacil del oeste de Arkansas que desapareció mientras buscaba a residentes en un área inundada fue uno de los fallecidos. Keith Stephens, de la Comisión de Pesca y Caza de Arkansas, dijo que el cadáver del alguacil Cody Carpenter fue recuperado el viernes por la mañana en Y City, a 201 kilómetros (125 millas) al oeste de Little Rock.

Carpenter y un funcionario especializado en fauna se encontraban en un bote verificando una casa en el área después de que el caudal del río Fourche La Fave subió intensamente. El funcionario de la fauna sigue desaparecido.

Bill Sadler, portavoz de la Policía estatal, dijo que hubo "fallecimientos confirmados" en el área.

Los vientos intensos provocaron que un árbol cayera sobre un automóvil en Tull, a unos 48 kilómetros (30 millas) al suroeste de Little Rock el jueves por la noche, lo que provocó la muerte del conductor, informó la oficina del alguacil del condado de Grant.

Se reportó que al menos nueve personas resultaron lesionadas.

El Servicio Nacional Meteorológico envió equipos para que evaluaran lo sucedido tras el paso de las tormentas del jueves en Arkansas. John Robinson, meteorólogo especializado en la coordinación de advertencias, dijo que al servicio meteorológico le podría llevar días confirmar si los tornados golpearon o no, ya que las inundaciones en las carreteras obstaculizan el acceso a las áreas azotadas por tormentas.

Y se esperan más el viernes.

El Centro de Pronóstico de Tormentas de la agencia en Norman, Oklahoma, dijo que es probable que granizo grande y tornados golpeen el viernes Oklahoma y partes de la región de los Ozark en Arkansas y Misurí. Las áreas que corren mayor riesgo incluyen a Oklahoma City, Tulsa y Joplin, Misurí, donde el segundo tornado más letal del que se tenga registro en la historia de Estados Unidos provocó la muerte de 158 personas en 2011.

Las inundaciones también eran motivo de preocupación en partes de Misurí, Iowa e Illinois hasta el domingo.

Todos los tornados del jueves parecieron ser mucho menos peligrosos que la tormenta categoría EF5 — la categoría más poderosa — que golpeó Moore, Oklahoma, el 20 de mayo y dejó 24 muertos a lo largo de su camino de 27 kilómetros (17 millas).

___

Los periodistas de The Associated Press Ken Miller en Oklahoma City, Jeannie Nuss en Little Rock, Arkansas, y Seth Borenstein en Washington contribuyeron para este despacho.