El nieto de Malcolm X, muerto en México, fue recordado en su funeral en Nueva York como un joven que "se redimió" después de tener un pasado turbulento.

El funeral de Malcolm Shabazz, al que asistieron cientos de personas, se celebró el jueves en la Primera Iglesia Bautista Corintia en Harlem.

Las autoridades dicen que el nieto de 28 años de edad del activista político de los años sesenta fue golpeado hasta la muerte a principios de este mes en la ciudad de México en una disputa por una cuenta de bar de 1.200 dólares. Dos camareros han sido detenidos por la muerte de Shabazz.

En su juventud, fue hallado culpable de iniciar un incendio en el departamento de su abuela, que murió en el incidente. Betty Shabazz era la viuda de Malcolm X.

Shabazz pasó temporadas en el reformatorio y la cárcel antes de viajar por el mundo en los últimos años para hablar en contra de la violencia juvenil.