Al pintor mallorquín Domingo Zapata, que desde hace años vive en Nueva York, le consideran el Andy Warhol español, y sus obras atraen a los coleccionistas de todo el mundo y a los grandes actores de Hollywood, quienes han llegado incluso a Venecia para ver su última exposición, "Sueño de una noche de verano".

En una entrevista a Efe, Zapata, de 38 años, explicó que se siente honrado por ser comparado con Warhol, "es una responsabilidad y anima a mejorar", pero asegura que "está a años luz" del genio del pop art.

En Estados Unidos, donde vive desde que a los 17 años salió de Palma de Mallorca, se le compara con Warhol por su estilo de vida y creatividad que recuerdan tanto aquel famoso estudio The Factory, por donde pasó el mundo del cine y la cultura, además de las mujeres más bellas del planeta.

Aunque está acostumbrado a estas comparaciones y a salir en la prensa de corazón en España y en Estados Unidos al ser fotografiado con actrices como Sofía Vergara, Lindsay Lohan o Scarlet Johansson, se ruboriza cuando se le hacen estas preguntas y asegura que son personas que frecuentan su ático-estudio en Nueva York por el amor al arte.

Su capacidad de convocatoria y la atracción por su arte se ha podido comprobar en Venecia, donde ha inaugurado la exposición "Sueño de una noche de verano", que permanecerá abierta hasta el 15 de octubre, en el espectacular Palacio Da Mula Morosini, y se ha convertido en uno de los eventos mundanos más importantes de este periodo.

A la inauguración de este miércoles en este palacio, que se asoma al Gran Canal de Venecia, acudió toda la alta sociedad veneciana, el mundo de la moda italiana, muchos amigos de Nueva York como Leonardo Di Caprio, uno de tantos actores que han quedado fascinados por el arte de Zapata.

Zapata explicó a EFE cómo la exposición, que cuenta con 24 cuadros de grandes dimensiones, "está inspirada en el romanticismo y la pasión" del escritor inglés William Shakespeare.

Por ello, en muchos de sus cuadros la protagonista es Titania, la Reina de las Hadas, esposa de Oberon, y una nueva inspiración femenina para Zapata, que afirma que "ama artísticamente la belleza del cuerpo femenino".

"Pinto mucho mujeres, porque me atrae el mundo y el universo femenino por su belleza, pero también por esa sensación de necesidad y de afecto que tenemos todos los hombres hacia nuestra madres", explicó Zapata.

Pero mucho ha influido Venecia en esta producción, ya que el artista ha pasado dos meses encerrado en este palacio del siglo XV, transportado al pasado entre sus terciopelos, lámparas de cristal de murano y paredes tapizadas con entelados ocres.

"En esta exposición he intentado combinar todo uso de materiales y estilos desde el mosaico con cristales de murano, de clara inspiración veneciana, al acrílico, y mezclando el estilo romántico con mis conocidos 'grafitis'", describió Zapata.

De sus visitas a las iglesias venecianas han surgido un cuadro sobre la Crucifixión de Cristo o una Virgen con el niño, pero reinterpretados en su estilo de "street art", arte callejero.

Todo indica que esta nueva exposición volverá a ser un éxito, ya que antes de ser mostrada al público, muchas de estas obras -que alcanzan los 150.00 euros, 193.000 dólares- ya habían sido compradas.

Y es que los coleccionistas más prestigiosos de todo el mundo, como el magnate George Soros, pero también Di Caprio o el actor Johnny Depp y las familias reales de todo el mundo, cuentan con un Zapata entre sus colecciones.

El autor, de barba descuidada, larga melena, brazos tatuados, inseparable cazadora de piel y aires de rockero, admite que en el difícil mundillo del arte él "ha tenido mucha suerte".

"Yo trabajo duro, y esto es cierto, pero estoy convencido que he tenido mucha suerte en la vida. Los grandes artistas no los conoceremos ahora: surgirán cuando hayan muerto y entonces valoraremos sus obras", asegura el pintor mallorquín.

Sobre por qué sus obras gustan tanto a los actores y las actrices no dudan en prestársele como modelos, Zapata afirma que lo que más aprecian estas personas son la "fantasías de sus obras",

"Mis obras están llenas de fantasía, y estos actores viven vidas de fantasía que ven así reflejadas en mis cuadros", añadió el artista.

Este conquistador en la vida y en el arte ha llegado a convencer a Alexandra Richards, Kim Kardashian, Angelina Jolie o Eva Longoria, para que se dejasen retratar en el proyecto "Ten", con el que el mallorquín quería mostrar a las mujeres más bellas del momento.

Sus próximas obras y conquistas se expondrán en la Bienal de São Paulo, y su deseo es poder volver pronto España para participar en la Feria Arco en Madrid, un certamen para el que tiene "un millón de ideas".

HASH(0x888229c)

Por Cristina Cabrejas.