La defensa del holandés Joran Van der Sloot, que asesinó en 2010 a la peruana Stephany Flores, presentó hoy los alegatos orales para sustentar el pedido de nulidad de su sentencia de 28 años de prisión ante la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia.

El abogado de Van der Sloot, Máximo Altez, acudió sin su defendido para presentar un informe oral en el que pedía la nulidad de la sentencia en primera instancia por los delitos de homicidio calificado y hurto simple.

Altez solicitó la medida argumentando que Van der Sloot reconoció el crimen y se acogió a la figura legal de la conclusión anticipada y la confesión sincera, para simplificar el proceso judicial, según un comunicado de la Corte Suprema de Justicia.

La Sala Penal Permanente está presidida por Javier Villa Stein, y además está integrada por Josué Pariona Pastrana, Hugo Príncipe Trujillo, José Neyra Flores y Francisco Rozas Escalante, quienes después de escuchar los alegatos dejaron la causa al voto.

El tribunal emitirá su fallo máximo en un mes, plazo establecido por ley.

A la salida de la audiencia, Altez declaró a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que además ha pedido que se reduzca la condena de Van der Sloot a 20 años, y añadió que su cliente "está arrepentido".

Van der Sloot fue condenado el 13 de enero de 2012 por la Tercera Sala Penal para Reos en Cárcel a 28 años de prisión y a una reparación civil de 200.000 soles (74.906 dólares), 48 horas después de confesar haber cometido el crimen.

Días después de conocer la sentencia, la defensa de Van der Sloot pidió la nulidad de la pena.

El holandés conoció una noche a Flores en un casino del distrito limeño de Miraflores, y después la llevó a la habitación de hotel que rentaba con la excusa de jugar poker por internet para luego robarle, según las primeras investigaciones.

En el hotel, Van der Sloot golpeó en la cabeza a la joven y después la estranguló hasta la muerte, por lo que decidió fugarse por tierra a Chile, país del que fue expulsado y puesto a disposición de las autoridades peruanas.

El caso del asesinato de Flores tuvo una gran cobertura mediática porque Van der Sloot, de 25 años, también fue investigado por la desaparición de la estadounidense Natalee Holloway, quien fue vista por última vez con él en Aruba en 2005.