El Empire State Building de Nueva York ha superado el principal obstáculo para su salida a bolsa después de que la mayor parte de sus propietarios hayan dado luz verde al plan que busca convertir el emblemático rascacielos en una empresa cotizada.

Según un documento presentado hoy ante la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC, por su sigla en inglés), el proyecto de sacar a bolsa al icónico edificio ha sido aceptado ya por los propietarios de más del 80 % de sus acciones, la mayoría necesaria para que saliera adelante.

Esto supone que la familia Malkin, que controla el histórico inmueble, podrá forzar al resto de pequeños inversores que todavía se oponen al plan a vender cada una de sus acciones por 100 dólares cada una (hoy valoradas en más de 320.000 dólares) o a votar a favor de la Oferta Pública de Venta de acciones (OPV).

El proyecto supone agrupar el histórico rascacielos junto a otra veintena de edificios en una nueva empresa que concentrará los derechos de propiedad, un fondo de inversión en bienes raíces o REIT llamado Empire State Realty Trust, y sacar esa firma a bolsa para recaudar al menos 1.000 millones de dólares.

Pero el plan se había encontrado con la oposición de un buen número de pequeños propietarios del edificio, que alegan que el plan, por el cual Anthony Malkin será consejero delegado de la nueva empresa, beneficia desproporcionadamente a esa familia y al magnate Harry Helmsley.

De hecho, la batalla por llevar a Wall Street el edificio que alguna vez sirvió como refugio para "King Kong" se ha prolongado durante más de un año y llegó incluso a los tribunales neoyorquinos, donde finalmente un juez estatal decidió dar la razón a Malkin Holdings, un fallo que los demandantes han apelado.

"El plazo para votar sigue abierto y urgimos a todos los inversores que todavía no han votado a favor de la propuesta de consolidación y OPV que lo hagan inmediatamente", dijo hoy en un comunicado la empresa que controla el edificio.

Según los documentos presentados por Malkin Holdings cuando inició los trámites para la salida a bolsa en febrero de 2012, las 3.300 acciones del rascacielos que fueron vendidas a principios de los años 60 por 10.000 dólares cada una podrían valer ahora más de 320.000 dólares.

El famoso Empire State Building, de 102 pisos y situado en la Quinta Avenida a la altura de la calle 34 de Manhattan, recibe cada año unos cuatro millones de visitantes, que ascienden a lo más alto del rascacielos para contemplar desde allí las vistas de la Gran Manzana.