El veterano ala-pívot Tim Duncan protagonizó otra noche histórica como profesional al ser decisivo en el triunfo a domicilio (93-104) que consiguieron los Spurs de San antonio en la prórroga ante los Grizziles de Memphis en el tercer partido de las finales de la Conferencia Oeste, que dominan 3-0.

Duncan a sus 37 años volvió a dar toda una lección de lo que debe ser un jugador fundamental dentro del equipo, que entiende mejor que nadie el deporte del baloncesto y lo ejecuta en el campo con la responsabilidad de ser el líder.

El ala-pívot titular de los Spurs aportó 24 puntos, incluidos siete en la prórroga, que fueron decisivos, además de conseguir un doble-doble al capturar 10 rebotes, dio cinco asistencias, y puso dos tapones.

Duncan se cargó al equipo sobre sus hombros en la prórroga por segundo partido consecutivo y esta vez al anotar los cinco primeros puntos que abrieron el camino para que los Spurs completasen una remontada de 18 tantos que estuvieron abajo en el marcador.

"No me preocupa lo veterano que soy, la edad que tenga o lo que sea", declaró Duncan. "Estoy muy centrado en tener otra oportunidad de llegar a luchar por un campeonato y tratar de ganarlo, eso es todo".

Además, el jugador más veterano de la eliminatoria llegó a los 94 partidos de la fase final en los que consiguió un doble-doble de al menos 20 puntos y 20 rebotes que le permitieron empatar con el legendario Wilt Chamberlain en el cuarto lugar de la lista de todos los tiempos, que lidera Shaquille O'Neal (118), seguido por Karl Malone (112) y Kareem Abdul-Jabbar (108).

"Era importante para nosotros la otra noche en la prórroga y lo volvió hacer esta vez", admitió el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich al valorar la labor de Duncan, ganador de dos premios de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga.

Popovich dijo que nunca ha visto a un jugador en su carrera profesional que tenga tan asumida su responsabilidad de darlo todo siempre por el equipo.

"Es por eso que se considera tan grande por todo lo que ha hecho durante los últimos 17 años. Ha sido increíble", subrayó Popovich. "Siente la responsabilidad de hacerse cargo en este tipo de situaciones, y lo hizo de nuevo esta noche".

A pesar que de nuevo tuvo como su primer marcador al pívot español Marc Gasol, que en los dos partidos anteriores había hecho una gran labor defensiva sobre la estrella de los Spurs, pero esta vez el jugador de Sant Boi no pudo frenarlo.

Duncan anotó 14 de sus 24 puntos cuando Gasol lo defendió al acertar 6 de 10 tiros de campo, mientras que en los dos primeros partidos, también con el jugador de Sant Boi de primer marcador, sólo aportó 11 tantos (4-11).

El veterano jugador de los Spurs también anotó 9 de 12 tiros de campo desde dentro de la pintura, la mejor marca de un partido de la fase final desde el segundo de las semifinales de la Conferencia Oeste que disputaron contra los Suns de Phoenix.

La gran labor de Duncan en partido se dio a pesar que horas antes se conocieron de forma pública que estaba en fase de divorciarse de su esposa Amy, con la que lleva casado desde el 2001.

De acuerdo a una información ofrecida por el periódico local "San Antonio Express-News", Duncan desde el pasado otoño contrató a investigador privado ante las sospechas que algo no andaba bien en su matrimonio.

El pasado marzo, Amy presentó una demanda de divorcio, y hace tres semanas abandonó el hogar, siempre de acuerdo a la misma fuente periodística.

Sin embargo, la pareja, que tienen dos hijos, no han hecho ni un sólo comentario público, y por el contrario, Duncan, a pesar de tener que vivir envuelvo en el conflicto emocional durante la mayor parte de la temporada, en el campo de juego ha tenido su mejor rendimiento de los últimos seis años.

Antes que diese comienzo el partido, disputado en el FedExForum, de Memphis, Duncan a través del portavoz de los Spurs, dijo que no respondería ninguna pregunta relacionada con su situación familiar, pero lo que si hizo, y muy bien, fue responder en el campo como auténtico profesional.