El keniano David Rudisha, plusmarquista mundial y campeón olímpico de 800 metros, volvió a exhibirse en la reunión de Nueva York, de la Liga de Diamante, en la que el estadounidense Tyson Gay se mostró intratable en el hectómetro y la croata Blanka Vlasic regresó victoriosa.

Rudisha es el rey de las dos vueltas a la pista y uno de los monarcas del atletismo moderno sin duda alguna. En una tarde con agua y viento demostró su poderío para ganar con un crono de 1:45.14.

Tyson Gay dominó a placer los 100 metros. Ganó la primera semifinal sin problemas con 10.30 (registro rebajado por los primeros de la segunda carrera) y en la final, que corrió con viento en contra de 0,8 m/s, venció con 10.02 tras dejarse ir. Superó a su compatriota Ryan Bailey (19.15) y al trinitense Keston Bledman (10.16).

Vlasic regresó a la competición tras veinte meses de baja por una lesión de tobillo, y lo hizo con un triunfo en salto de altura con 1,94 tras no poder con 1,97, aunque las condiciones meteorológicas no acompañaban para nada.

Dicha marca le permitió igualar la plusmarca de la reunión y superar a la sueca Emma Green y a la estadounidense Brigetta Barrett, que se quedaron con 1,91.

La también sueca Abeba Aregawi volvió a ganar en los 1.500 metros con un tiempo de 4:03.69 tras una demostración de superioridad, lo mismo que hizo el etíope Hagos Gebrhiwet, que estableció la mejor marca mundial del año en los 5.000 con 13:10.03 en una carrera en la que el mexicano Juan Luis Barrios fue quinto con 13:28.17.

También estableció un tope universal del curso la croata Sandra Perkovic en el lanzamiento de disco, con 68,48 metros en el quinto intento.

El estadounidense Ryan Whiting se confirmó como el lanzador de peso más en forma del momento, aunque su marca de 21,27 se quedó a un metro de su mejor marca mundial del año. Atrás quedó un clásico como Reese Hoffa, segundo con 20,69.

Su compatriota Michael Tinsley (48.43) pudo con el puertorriqueño Javier Culson (48.53) en los 400 vallas; y el jamaicano Warren Weir (20.11) con el panameño Alonso Edward (20.38) en los 200 metros; y el barbadense Ryan Brathwaite (13.19) con el cubano Orlando Ortega (13.24) en los 100 vallas.

La jamaicana Veronica Campbell-Brown sacó los galones en el doble hectómetro femenino, que ganó con 22.53 para superar a su compatriota Anneisha McLaughlin (22.63); y la botsuanesa Amantle Montsho hizo lo propio en los 400 para establecer la mejor marca de la reunión con 49.91.

La keniana Lidya Chepkurui se impuso en los 3.000 obstáculos tras una espléndida última vuelta (9:30.82) en la que dejó sin opciones a las etíopes Etenesh Diro Neda (9:33.76) y Sofia Assefa (9:33.84).

La estadounidense Janay Deloach Soukup se apuntó la longitud con 6,79 metros, la alemana Christina Obergföll la jabalina con 65,33 y la pértiga fue para la estadounidense Jennifer Suhr con 4,63, diez centímetros más que la brasileña Fabiana Murer y la cubana Yarisley Silva.