La colombiana Paola Moreno jugó otra ronda sin bogeys en un campo de golf de 12 hoyos y se puso en ventaja de un golpe en el torneo Classic de la LPGA en Bahamas.

En el octavo fairway, Moreno sorteó el viento para conseguir simplemente el par y cerrar con tarjeta de 41 golpes, cuatro bajo para, dentro del grupo finalista, con el sol ocultándose sobre el océano.

Moreno se puso en ventaja de un golpe sobre Lindsey Wright, que terminó con siete birdies y 38 golpes.

Christie Kerr estuvo entre 10 jugadoras que se ubicaron a tres golpes del primer lugar, aunque no tendrán suficientes hoyos para remontar.

Debido a las inundaciones de principios de semana en el Ocean Club, el torneo se disputará a tres rondas de 12 hoyos. El objetivo es que se completen el domingo los 36 hoyos para hacerlo oficial.

"Sólo estoy concentrada en lo que puedo controlar ahora", dijo Moreno, quien estaba 81 golpes, nueve bajo par.

"Lo único que importa ahora es el primer tiro de salida el hoyo uno o en el 10, en cualquier que disputemos mañana. Estoy emocionada de estar ahí", apuntó.