El presidente de la UEFA, Michel Platini, pidió crear una fuerza policial del deporte en Europa para lidiar con problemas como apuestas ilegales, corrupción, arreglo de partidos, dopaje y vandalismo.

Hablando el viernes en el Congreso de la UEFA en Londres, Platini dijo que sus solicitudes previas han sido ignoradas por gobiernos durante seis años.

"Dada la ausencia de una reacción y la falta de consciencia por parte de los políticos al respecto, yo renuevo hoy mi llamado", dijo Platini. "Y si, por desgracia, este llamado vuelve a caer en oídos sordos, le pido a cada país que, por lo menos, adopte legislaciones específicas para lidiar con el problema del arreglo de partidos, para poder tener finalmente las herramientas legales necesarias para castigar rigurosamente a los tramposos".

Solamente 10 países tienen legislación en ese sentido, dijo Platini.

Europol, la agencia policial europea, dijo en febrero que revisó 680 casos recientes de posible arreglo de partidos.

Platini dijo que manipular partidos "ataca el alma de nuestro deporte, la esencia del juego".

"No estamos lidiando con delincuentes menores que buscan su sustento", dijo. "Estamos lidiando, en algunos casos, con organizaciones tipo mafia que están usando partidos para lavar dinero".

Los líderes futbolísticos europeos están reunidos en Londres en vísperas de la final de la Liga de Campeones, que enfrenta el sábado a los clubes alemanes Bayern Munich y Borussia Dortmund.

El congreso de la UEFA fue inaugurado por el príncipe Guillermo, quien es presidente de la Asociación Inglesa de Fútbol. El duque de Cambridge pronosticó que Bayern va a ganar 2-0.

Platini se refirió además a la "preocupante situación financiera de ciertos clubes en Europa" y subrayó la necesidad de que esos clubes se ajusten a las regulaciones del fair play financiero.

Platini mencionó casos en que clubes no pagan sus deudas de impuestos, un requerimiento para recibir licencia de sus federaciones para competir en certámenes de la UEFA.

La UEFA prohibió que Málaga participe en competencias europeas la próxima campaña por no pagar salarios de jugadores e impuestos a tiempo.