El vicepresidente de Marketing y Estrategia de la división de Entretenimiento de Microsoft, Yusuf Mehdi, confirmó a Efe que la nueva consola Xbox One tendrá la exclusiva sobre la segunda generación del periférico Kinect, un dispositivo que no se venderá por separado.

Mehdi, uno de los cerebros que gestó Xbox One, despejó, en una entrevista, algunas incógnitas en torno a la remodelada plataforma de juegos presentada el martes en la sede de Microsoft y que la empresa quiere convertir en la vía de acceso al consumo de productos audiovisuales en el hogar.

Xbox One estará a la venta antes de que finalice el año y solo se comercializará junto con Kinect por un precio aún por desvelar pero que presumiblemente no será inferior a los 300 dólares que cuesta actualmente el paquete de la ya superada Xbox 360 y la primera versión de Kinect.

"Hemos trabajado mucho para que tenga un precio que sea razonable para cuanta más gente mejor", explicó Mehdi, quien insistió en el "valor" que tendrá para el consumidor una propuesta que busca "transformar la experiencia" de interacción con el televisor y abrir la puerta a una nueva "generación de juegos".

A día de hoy, la consola Xbox 360 se vende por 200 dólares sin Kinect, un periférico que se puede adquirir por 100 dólares con un juego incluido, esta opción está descartada para Xbox One.

"Kinect está jugando un papel más prominente y se ha convertido en un componente generalizado de toda nuestra propuesta. Vamos a poner Kinect en cada caja de Xbox One y decirle a todos los creadores de contenidos que asuman que los consumidores tendrán su Kinect", declaró el ejecutivo de Microsoft.

El gigante informático ha invertido mucho tiempo y dinero en perfeccionar Kinect de cara a Xbox One después de la buena acogida que tuvo su sensor para manejar la consola mediante la voz y los gestos, sin necesidad de mandos de control, que presentó en 2010, consciente de que "es un gran punto de diferenciación" de su oferta con respecto de la de sus rivales Sony y Nintendo.

El Kinect 2.0 detecta hasta 6 jugadores simultáneamente gracias a que es capaz de capturar el doble de campo visual y hasta un triple de profundidad comparado con el modelo original. Funciona a oscuras con un sistema infrarrojo y es más rápido en la detección de movimientos (2 frames por segundo).

El aparato es más versátil y se amolda a habitaciones con espacios más reducidos, donde su predecesor no funcionaba.

Mehdi afirmó que no habrá una opción intermedia para los propietarios de Xbox 360 que quieran tener esas prestaciones sin saltar a Xbox One, aunque Microsoft continuará lanzando software nuevo para Xbox 360.

"Seguiremos manteniendo Xbox 360 vibrante, añadiéndole valor, bajando el precio. La gente que tenga Xbox 360 podrá seguir jugando con ella en el futuro", manifestó Mehdi, que trazó una línea clara entre la nueva y la vieja consola.

"A día de hoy no son compatibles, quizá existan diferentes soluciones a eso pero nosotros nos estamos enfocando en nuevas generaciones de juegos y entretenimiento", aclaró Mehdi respecto a los videojuegos existentes en el mercado para Xbox 360.

La interacción entre ambas versiones de consolas tampoco está garantizada en todos los casos a través de Xbox Live, el servicio en la nube bajo suscripción para los usuarios de esta plataforma.

"El usuario podrá acceder a Xbox Live desde ambas consolas con la misma cuenta, aunque habrá diferencias", comentó Mehdi, que a la pregunta de si podrán jugar una partida en red un usuario de Xbox 360 y otro con Xbox One, respondió que "dependerá del juego y del tipo de producto de entretenimiento".

Respecto a la cuota de acceso a Xbox Live, un mínimo de 5 dólares al mes, Mehdi insistió en que Microsoft continuará cobrando por el servicio cuyo número de suscriptores crece, lo que a su juicio significa que para el usuario ese "coste merece la pena".

Mehdi disipó las dudas respecto a los requisitos de conexión a internet de Xbox One, que también funcionará para jugar "offline" y reproducir películas en discos Blu-ray y DVD, y certificó que la consola debe ser instalada en posición horizontal y no en vertical, una posibilidad que sí permite Xbox 360.

"Ha sido diseñado de esa forma por cómo realiza la ventilación y cómo se sitúan sus componentes y para ser consistente con otro tipo de aparatos electrónicos que tienden a superponerse horizontalmente. Es muy silenciosa y gestiona muy bien la energía", comentó.

Microsoft desveló títulos como "Fifa 14" y Call of Duty: Ghosts" para Xbox One en su presentación del martes, en la que se anticiparon una veintena de títulos para esa consola en los próximos 12 meses, de los cuales se sabrá más en junio en la feria E3.