El comité ejecutivo de la UEFA implementó el jueves una suspensión mínima de 10 partidos a quienes incurran en conducta racista en las canchas de fútbol, sean jugadores o dirigentes de equipos.

El secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, había anunciado en abril por primera vez los cambios y ahora serán incluidos en las normas disciplinarias.

Aunque la UEFA sólo puede imponer castigos en sus competiciones, sus 53 miembros recibirán la solicitud de que adopten las mismas medidas a nivel interno durante el congreso del organismo previsto para el viernes.

La Asociación Inglesa de Fútbol anunció la semana pasada que sólo aplicará una suspensión mínima de cinco partidos a implicados en infracciones por racismo.

"Cualquier asociación debería adoptar las mismas medidas o medidas similares", dijo Infantino. "La UEFA siempre ha actuado en una forma en la que se intenta convencer a las personas más que imponerse sobre ellas. No creo que sea medible la forma de combatir el racismo con una simple medida o sanción".

El debate sobre racismo se intensificó esta campaña después de que el mediocampista del Milan, Kevin-Prince Boateng, encabezó a su equipo en retirarse de la cancha durante un partido amistoso en Italia después de que recibiera insultos racistas de los aficionados.

La UEFA recibió críticas en el pasado porque solamente imponía multas a las asociaciones nacionales a causa de los insultos racistas de los aficionados.

En el futuro, si ocurre algún acto racista en las gradas en los partidos de la UEFA, la primera sanción para los equipos ya no será solo una multa, sino el cierre parcial del estadio.

Si persiste la conducta, el estadio será cerrado completamente y se impondrá al equipo una multa de 50.000 euros (65.000 dólares).

El comité ejecutivo también decidió aumentar de 10 a 15 partidos la suspensión mínima por agresión a los árbitros. Por insulto a un árbitro, la sanción mínima será aumentada de dos a tres encuentros.

Las sedes de las finales de las competiciones a nivel clubes de la UEFA para 2015 también fueron aprobadas: el Estadio Olímpico de Berlín para la Liga de Campeones y el Estadio Nacional de Varsovia para la Liga Europa.